• Osuna: La desconfianza colapsó diálogos Corea del Norte-EEUU
Publicada: domingo, 6 de octubre de 2019 2:31

La desconfianza de Corea del Norte en EE.UU. y sus aliados regionales ha sido uno de los motivos del fracaso de los diálogos Pyongyang-Washington en Suecia.

Además, “las mismas tácticas de siempre” de EE.UU. ha sido otra causal del colapso de las negociaciones entre ambos países sobre la desnuclearización de Corea del Norte, ha señalado este sábado el analista político Maximiliano Sbarbi Osuna durante una entrevista con HispanTV.

“La intención de Estados Unidos de querer primero la desnuclearización y luego el levantamiento de sanciones” ha generado disconformidad en la delegación norcoreana que ha calificado el encuentro como “más de lo mismo”, ha dicho Osuna.

LEER MÁS: Pyongyang: Sería un error de cálculo si EEUU no cambia su postura

La propuesta de Corea del Norte es clara, dice el entrevistado, Pyongyang “quiere un acuerdo con Washington antes de las elecciones”, es decir, que la desnuclearización se produciría después de las presidenciales de EE.UU., en 2020. para que “si llega otro presidente a la Casa Blanca no rompa el acuerdo como por ejemplo hizo EE.UU. con Irán” cuando (el expresidente Barack) Obama firmó un acuerdo y (Donald) Trump se retiró”.

LEER MÁS: Pyongyang tratará la desnuclearización si EEUU retira ‘amenazas’

Eso se quiere asegurar Corea del Norte, que se “perpetúe” el acuerdo para luego comenzar con una “progresiva” y “lenta desnuclearización”, porque desconfía de las intenciones no solo de Estados Unidos sino también de sus aliados regionales, ha resaltado el analista.

La intención de Estados Unidos de querer primero la desnuclearización y luego el levantamiento de sanciones ha generado disconformidad en la delegación norcoreana que ha calificado el encuentro como “más de lo mismo”, ha dicho el analista político Maximiliano Sbarbi Osuna.

 

En otra parte de sus declaraciones, Osuna explica que EE.UU. sabe que las “políticas del todo o nada”, no traen ningún progreso en estas negociaciones por eso, el presidente estadounidense, Donald Trump, “echó” al secretario de Seguridad John Bolton, quien fue uno de los organizadores de las anteriores cumbres entre Pyongyang y Washington.

“El todo o nada ha traído un círculo vicioso en las relaciones históricas entre Estados Unidos y Corea del Norte”, ha subrayado el experto.

Este sábado, el jefe negociador norcoreano, Kim Myong Gil, ha informado que las negociaciones a nivel de trabajo entre Estados Unidos y Corea del Norte, sostenidas en Estocolmo (Suecia), no han alcanzado un acuerdo, debido a que Washington no ha renunciado a su “acostumbrada actitud”.

“Estados Unidos alimentó nuestras expectativas haciendo propuestas de enfoque flexible, con métodos nuevos y soluciones creativas. Pero nos ha decepcionado mucho y ha enfriado nuestro entusiasmo por dialogar al no traer nada a la mesa de negociaciones”, ha añadido el representante norcoreano.

Washington, sin embargo, no está de acuerdo con Pyongyang que ha calificado de “fracasadas” las negociaciones. “Los comentarios hechos anteriormente por la delegación de Corea del Norte no reflejan el contenido ni el espíritu de la discusión de hoy (…), ha declarado esta misma jornada el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Morgan Ortagus.

Washington logró convencer en dos ocasiones a Pyongyang de que se sentara a la mesa del diálogo: la primera cumbre, histórica en su tipo, se celebró en junio del 2018 entre los líderes de los dos países en Singapur, donde acordaron una completa desnuclearización de la península a cambio del cese de las maniobras entre Corea del Sur y EE.UU.

No obstante, los diálogos de desnuclearización se estancaron tras la segunda cumbre, celebrada en febrero en Vietnam y que terminó sin resultados. En la cita, Pyongyang solicitó el levantamiento de una parte de las sanciones de EE.UU. a cambio del desmantelamiento de la planta nuclear de Yongbyon, sin embargo, Washington rechazó esta propuesta.

Fuente: HispanTV Noticias

lvs/ncl/rba

Comentarios