• El líder norcoreano, Kim Jong-un, observa lanzamiento de proyectiles de corto alcance durante un ejercicio militar, 4 de mayo de 2019. (Foto: KCNA )
Publicada: jueves, 9 de mayo de 2019 6:16

Corea del Norte asegura que su reciente lanzamiento de proyectiles de corto alcance forma parte de los ejercicios ‘regulares’ de ‘autodefensa’ del país.

“El reciente simulacro realizado por nuestro ejército no es más que parte del entrenamiento militar regular, y no se ha dirigido a nadie ni ha provocado un agravamiento de la situación en la región”, explicó la Cancillería norcoreana en una declaración publicada el miércoles por la agencia estatal de noticias KCNA.

El domingo, Pyongyang confirmó haber realizado el sábado un “simulacro de ataque” desde el frente de combate con disparos de proyectiles hacia el mar de Japón (mar del Este). 

Estos disparos hicieron encender las alarmas en Washington y Seúl, dos partes que han tratado de convencer a Pyongyang para que abandone sus programas de armas nucleares y misiles balísticos. Corea del Sur también llamó a su vecino del norte a detener los actos que aumentan la tensión militar en la península.

En su nota, la Cancillería de Corea del Norte refutó que sus ejercicios militares regulares y de defensa propia fuesen calificados de “provocativos” y enfatizó que calificativos de ese tipo revelan una manifestación evidente de presionar el desarme gradual para luego “invadir” a este país asiático.

El reciente simulacro realizado por nuestro ejército no es más que parte del entrenamiento militar regular, y no se ha dirigido a nadie ni ha provocado un agravamiento de la situación en la región”, explica la Cancillería de Corea del Norte.

 

El Ministerio de Exteriores norcoreano destacó también que los simulacros en cuestión difieren de los ”ejercicios de guerra”, realizados por “algunos países contra otros Estados soberanos”, refiriéndose de manera velada a las maniobras militares entre Estados Unidos y Corea del Sur.

Asimismo, puso de relieve que los esfuerzos para “negar la soberanía y el derecho a la defensa propia” de Corea del Norte podría llevar a un resultado que nadie “querrá ver en absoluto”.

Pyongyang hizo esos disparos en momentos en que las negociaciones de desnuclearización están en punto muerto, tras el fracaso de la cumbre que mantuvieron el pasado febrero en Vietnam el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente de EE.UU., Donald Trump.

En Hanói (capital vietnamita) no se logró avances debido a la negativa de EE.UU. a la propuesta de Corea del Norte de levantar parte de las sanciones a cambio de desmantelar parte su programa nuclear, como la planta de Yongbyon. Washington adujo que no daría ninguna concesión hasta la total desnuclearización de la península 

snz/ncl/msm

Comentarios