• El enviado de Corea del Norte a EE.UU., Kim Yong-chol (izq.), habla con el presidente estadounidense, Donald Trump, en Washington, 1 de junio de 2018.
Publicada: lunes, 11 de junio de 2018 4:33
Actualizada: martes, 12 de junio de 2018 6:42

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, ha invitado al presidente de EE.UU., Donald Trump, a visitar Pyongyang en julio para una segunda cumbre bilateral.

El gobernante norcoreano hizo la invitación en una carta que entregó a Trump el primero de junio por el vicepresidente del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea, Kim Yong-chol, ha informado este lunes la agencia japonesa de noticias Kiodo, citando a fuentes oficiales en Singapur.

El informe agrega que una tercera cita entre los líderes de ambos países tendrá lugar probablemente en septiembre próximo en Washington D.C., la capital estadounidense, en caso de que las negociaciones sean exitosas. 

Trump y Kim ya se encuentran en Singapur para acudir el martes a la primera y la más esperada cumbre bilateral, en la que discutirán “nuevas relaciones” bilaterales y la desnuclearización de Corea del Norte, según informó el domingo la agencia oficial de noticias norcoreana KCNA.

Ambas partes abordarán “amplios y profundos puntos de vista sobre el tema del establecimiento de las nuevas relaciones EE.UU.-Corea del Norte, la cuestión de construir un mecanismo de mantenimiento de una paz permanente y duradera en la península coreana, la desnuclearización de la península de Corea y otros asuntos de interés mutuo, como lo exige el cambio de era”, según el medio norcoreano.

Trump advirtió el sábado de que la reunión de Singapur “es la única oportunidad” de Kim para lograr un acuerdo nuclear, al tiempo que confirmó que el líder norcoreano “trabaja muy bien” en este caso.

Ambas partes (Trump y Kim) abordarán amplios y profundos puntos de vista sobre el tema del establecimiento de las nuevas relaciones EE.UU.-Corea del Norte, la cuestión de construir un mecanismo de mantenimiento de una paz permanente y duradera en la península coreana, la desnuclearización de la península de Corea y otros asuntos de interés mutuo, como lo exige el cambio de era”, según informa la agencia oficial de noticias norcoreana KCNA.

 

Pyongyang mostró su buena voluntad para atajar las tensiones en la península de Corea, tras liberar a tres ciudadanos estadounidenses retenidos en su país, y desmantelar su centro de pruebas nucleares de Punggye-ri (noreste), en donde realizó todos sus seis ensayos atómicos.   

El país asiático ha advertido de que si EE.UU. sinceramente espera conversaciones, no debería amenazar y chantajear con su poder a su contraparte del diálogo. 

ftm/ktg/mjs