• El líder norcoreano, Kim Jong-un, asiste al mayor desfile militar de su país en Pyongyang, capital norcoreana, 15 de abril de 2017.
Publicada: jueves, 4 de mayo de 2017 23:36
Actualizada: viernes, 5 de mayo de 2017 1:15

Corea del Norte amenaza con hacer caer el Imperio americano, en una advertencia directa al presidente estadounidense, Donald Trump.

El líder del Corea del Norte, Kim Jong-un, ha dicho que el Ejército de su país llevará a EE.UU. al "derrumbe" si continúa realizando ejercicios conjuntos con sus rivales en el sur de la península coreana.

Estas son las últimas declaraciones de Kim Jong-un, aparecidas en un artículo de opinión titulado "La guerra nuclear no traerá más que perdición a Estados Unidos", según informa el miércoles el rotativo británico Express.

"El envío de grupos de ataque por parte de la Administración de Trump a las aguas de la península de Corea es una acción imprudente de maníacos de guerra dirigidos a una guerra nuclear extremadamente peligrosa”, afirma Kim.

El envío de grupos de ataque por parte de la Administración de Trump a las aguas de la península de Corea es una acción imprudente de maníacos de guerra dirigidos a una guerra nuclear extremadamente peligrosa”, ha afirmado el líder del Corea del Norte, Kim Jong-un.

 

Después de destruir al grupo de ataque estadounidense del portaaviones USS Carl Vinson, amenaza el líder norcoreano, su Ejército volvería su atención a la parte continental del país norteamericano y a sus rivales asiáticos.

En efecto, el continente norteamericano es el objetivo final de los misiles estratégicos de la RPDC (República Popular y Democrática de Corea) dotados de poderosas cabezas nucleares, advierte Kim.

Las tensiones en la península de Corea se incrementaron visiblemente hace dos semanas, después de que EE.UU. enviara a la región un grupo naval encabezado por el USS Carl Vinson, lo que provocó nuevas amenazas por parte de Pyongyang.

El miércoles pasado, el diario oficial norcoreano Rodong Sinmun avisó de que, dados los recientes acontecimientos y las medidas militares de EE.UU. en la región, todo parece apuntar a que Washington se prepara para una guerra nuclear, refiriéndose así al despliegue de 1250 marines en la ciudad de Darwin (norte de Australia) y al envío del portaaviones nuclear y su grupo de ataque a la península coreana.

snz/mla/hgn/mrk

Comentarios