• Militares alemanes llevan un misil Taurus, en la Exposición Aeroespacial Internacional, 30 de mayo de 2016.
Publicada: miércoles, 17 de agosto de 2016 6:22
Actualizada: martes, 13 de marzo de 2018 17:33

Corea del Norte considera la decisión alemana de enviar misiles Taurus a Corea del Sur como una violación de paz e insta a este país a dejar de lado su propósito.

"Si es verdad, la decisión de Alemania es un acto que viola la paz y contradice su propia legislación que prohíbe enviar armas a regiones conflictivas. Es un acto que agravará la situación en la península de Corea", aseguró la embajada norcoreana en Moscú en un comunicado recibido por la agencia rusa RIA Novosti.

En el comunicado Pyongyang reitera que se debe suspender inmediatamente la venta de los misiles alemanes a Corea del Sur porque representa una amenaza a la paz en la península coreana y en toda la región.

Si es verdad, la decisión de Alemania es un acto que viola la paz y contradice su propia legislación que prohíbe enviar armas a regiones conflictivas. Es un acto que agravará la situación en la península de Corea", aseguró la embajada norcoreana en Moscú.

Anteriormente, la agencia de noticias surcoreana Yonhap comunicó, citando a oficiales militares, que Seúl tiene la intención de desplegar varios misiles guiados aire-tierra, Taurus, en sus cazas F-15K, los que serán enviados a Corea del Sur desde Alemania.

Dicha decisión se ha adoptado en un momento de alta tensión en la península coreana. Seúl confirma que la decisión se ha tomado ante las crecientes amenazas militares de Corea del Norte.

 

Contando con el misil Taurus, los aviones surcoreanos serán capaces de atacar la capital de Corea del Norte desde Daejeon, a 164 kilómetros al sur de Seúl, mientras lanzándolos desde un avión F-15K sobre el mar del Este, incluso podrían atacar la instalación de lanzamiento de misiles en Hwadae, en la parte septentrional de Corea del Norte.

Las relaciones entre las dos Coreas se han deteriorado mucho con el desarrollo del programa nuclear de Pyongyang y la decisión de Seúl y Washington de desplegar, para finales de 2017, el Sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, según sus siglas en inglés) estadounidense en territorio surcoreano.

mjn/ktg/hnb

Comentarios