• Un estudio advierte de que el derretimiento rápido del permafrost en el Ártico podría liberar más gases peligrosos.
Publicada: viernes, 3 de mayo de 2019 16:52

El rápido derretimiento del Ártico provocará una liberación acelerada de gases peligrosos que agravará el calentamiento global, alertan científicos de Canadá.

El derretimiento acelerado del permafrost en el Ártico podría duplicar el efecto de calentamiento producido por los gases de invernadero que son liberados por el suelo, como el dióxido de carbono, el metano y el óxido nitroso, lo que podría exacerbar el cambio climático.

Este “gigante dormido” escondido en las tundras de Canadá y otras regiones septentrionales de todo el mundo podría transformar paisajes enteros en cuestión de meses, advierten Merritt Turetsky, de la canadiense Universidad de Guelph, y sus colegas en un artículo publicado el martes en la revista Nature.

Su investigación ha mostrado que la región del Ártico actualmente se calienta dos veces más rápido que la media mundial, y esto provoca que el permafrost —o suelos congelados— se derrita, a menudo por primera vez en miles de años.

Estamos viendo a este gigante dormido despertarse justo frente a nuestros ojos. Está ocurriendo más rápido de lo que nadie predijo”, advierte Merritt Turetsky, autor de un estudio que alerta sobre el derretimiento rápido del Ártico y sus consecuencias.

En contraste con el derretimiento gradual, el carácter abrupto de este proceso actúa en tiempo acelerado sobre las reservas de carbono más profundas, lo que deriva en la liberación de metano, un gas que tiene un efecto invernadero mucho más fuerte que el dióxido de carbono.

“Estamos viendo a este gigante dormido despertarse justo frente a nuestros ojos. Está ocurriendo más rápido de lo que nadie predijo”, advirtió Turetsky, y agregó que ha podido comprobarse que, aunque la “abrupta descongelación afecta a menos del 20 % de la región del permafrost”, las “emisiones de carbono de esta región relativamente pequeña tienen el potencial de duplicar la retroalimentación climática asociada”.

Frente a esta situación, el equipo de científicos recomienda reforzar los controles sobre este sector del Ártico y los efectos de su deshielo, con la consecuente reformulación de las políticas de gestión ambiental.

tmv/mla/tqi/hnb

Comentarios