• El portaviones USS Theodore Roosevelt sale del puerto de Apra en Guam, 21 de mayo de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 16 de junio de 2020 8:40

China devuelve a Estados Unidos los disparos al despliegue de tres portaviones en las aguas del Indo-Pacífico y lo cataloga como “una mera muestra de vanidad”.

Por primera vez en casi tres años, tres portaviones estadounidenses han hecho una rara aparición, patrullando de manera simultánea las aguas del Indo-Pacífico, mientras gran número de buques de guerra, destructores y aviones de combate de la Armada de Estados Unidos los acompañaban.

Según publicó el viernes la agencia estadounidense de noticias Associated Press (AP), con esta medida Washington pretende mostrar su fuerza naval a Pekín en una región agitada por tensiones entre ambas potencias, y en medio de serias disputas entre China y EE.UU. por diferentes cuestiones, como el brote del coronavirus y el caso de Hong Kong, así como las disputas en el mar de China Meridional.

Al respecto, Zhang Junshe, investigador del Instituto de Investigación de Estudios Militares de China, en un artículo titulado “El despliegue de 3 portaviones de la Marina de EE.UU. en el Pacífico es una mera muestra de vanidad”, y puso en entredicho esta medida estadounidense, que no sucedía desde 2017.

Parece que les preocupa [a los estadounidenses] que el mundo exterior dude de su capacidad militar”, sostuvo el documento, publicado el lunes por el diario estatal chino Global Times.

 

El experto señaló que la Marina de EE.UU. recurrió a este plan solo para mostrar músculo a los países de la región y enviar este mensaje que su capacidad militar no está afectada por la crisis sanitaria, pues un tercio de los más de 8000 casos de coronavirus registrados en la fuerza de servicio activo norteamericano pertenece a la Armada de este país.

A su juicio, Estados Unidos no tiene confianza en sus capacidades y es por eso que ha arrancado una amplia cobertura mediática sobre este despliegue: “La Marina de EE.UU. despliega sus grupos de ataque de portaviones en todo el mundo. Pero por lo general no está cubierto en gran medida en las noticias. La exposición de los medios de alto perfil esta vez es notable ya que encarna la falta de confianza de Estados Unidos”, apostilló.

A su juicio, la moral y la capacidad de combate de los portaviones desplegados han sido influenciados por la pandemia de la COVID-19 y es posible que algunos de los soldados infectados no se hayan recuperado completamente y no puedan regresar a sus puestos, por lo que era completamente innecesario que la Armada norteamericana enviara grupos de ataque al Pacífico occidental cuando la pandemia le golpea fuertemente.

 

El portaviones USS Theodore Roosevelt y su grupo de ataque están operando en el mar de Filipinas, cerca de Guam. El grupo de ataque USS Nimitz se encuentra en el Pacífico frente a la costa oeste de EE.UU. y el USS Ronald Reagan ha salido de Japón y está operando en el mar de Filipinas.

El masivo patrullaje naval estadounidense se produce mientras, ha habido muchos informes que indican que cientos de tripulantes de los mencionados portaviones norteamericanos, se contagiaron con el nuevo coronavirus, causante de la COVID-19 y se cree que el Ejército de EE.UU. no está preparado para responder a China en la zona.

Washington acusa a Pekín de aprovechar la pandemia del coronavirus para avanzar en sus objetivos de política exterior.

msm/lvs/tqi/msf