• Unos manifestantes prenden fuego en protestas violentas en Hong Kong, 12 de noviembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 13 de noviembre de 2019 0:17

Pekín ha denunciado que las incesantes injerencias de EE.UU. y del Reino Unido en los asuntos de Hong Kong son un esfuerzo para socavar la soberanía de China.

El portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Geng Shuang, ha lamentado este martes que Washington y Londres están recurriendo a distintas “formas de interferencia” para desatar una escalada de las tensiones en las protestas de Hong Kong.

“Instamos a EE.UU. y al Reino Unido a respetar la soberanía de China, a hablar y actuar con cautela con respecto a Hong Kong y a poner fin a todas las formas de interferencia en los asuntos de Hong Kong y los asuntos internos de China”, ha urgido Geng en una rueda de prensa.

Con estos comentarios, el diplomático chino ha salido al frente de las recientes declaraciones de las autoridades estadounidenses y británicas sobre su preocupación por la “escalada de violencia” en las manifestaciones hongkonesas y sobre la necesidad de diálogo entre el Gobierno de Pekín y los residentes de la región administrativa especial.

El diplomático repite que la cuestión de Hong Kong es “un asunto completamente interno de China” y que ningún país, organización o individuo foráneo tiene la autorización de “intervenir”.

LEER MÁS: China a Londres: Conozca su lugar y deje de interferir en Hong Kong

Instamos a EE.UU. y al Reino Unido a respetar la soberanía de China, a hablar y actuar con cautela con respecto a Hong Kong y a poner fin a todas las formas de interferencia en los asuntos de Hong Kong y los asuntos internos de China”, urge el portavoz de la Cancillería china, Geng Shuang.

 

El Gobierno de China, según Geng, actualmente tiene como prioridad el fin de la violencia y el restablecimiento del orden público en Hong Kong a fin de pacificar las manifestaciones lideradas desde el exterior.

Desde el 9 del pasado mes de junio, Hong Kong es testigo de masivas movilizaciones en contra de un proyecto de ley que permitiría las extradiciones de los sospechosos desde el territorio autónomo para ser juzgados en la China continental y Taiwán.

Aunque el Gobierno local hongkonés suspendió el 15 de junio la polémica ley, las protestas continuaron con episodios violentos. Los manifestantes justifican la continuación de las protestas aduciendo que no se han revocado por completo las enmiendas correspondientes.

LEER MÁS: China denuncia injerencia ‘hipócrita’ del Occidente en Hong Kong

Pekín, que considera que hay países extranjeros implicados en los recientes disturbios, condena los contactos entre las autoridades de EE.UU. y los líderes de las manifestaciones violentas en Hong Kong y exige a Washington actuar conforme a la ley.

myd/hnb/nii/

Comentarios