• Un letrero en la entrada de la Clínica Santa María en Santiago, la capital, 10 de noviembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 27 de noviembre de 2019 1:42

Un estudiante universitario es el primero que pierde la vista debido a los perdigones disparados por las Fuerzas Armadas durante las protestas en Chile.

Gustavo Gatica, de 21 años, resultó herido el pasado 8 de noviembre por los carabineros cuando tomaba fotos de una manifestación en la Plaza Italia, epicentro de las protestas en Santiago, la capital.

El joven fue trasladado a la clínica Santa María en el barrio de Providencia y se determinó que había perdido la visión de uno de los ojos y que el otro corría peligro. Hasta el martes un equipo médico trabajó para intentar salvar el otro ojo, pero no fue posible.

“Gustavo Gatica Villarroel egresará de Clínica Santa María, tras 17 días en la Institución. La gravedad de sus lesiones determina que su condición sea visión cero bilateral permanente”, indicó el martes el informe médico difundido por la clínica.

El informe confirma que el joven, que ha devenido en símbolo de la represión policial contra las manifestaciones populares en Chile, perdió totalmente la vista de ambos ojos y tiene “ceguera total”.

Gustavo Gatica Villarroel egresará de Clínica Santa María, tras 17 días en la Institución. La gravedad de sus lesiones determina que su condición sea visión cero bilateral permanente”, indica el informe médico difundido por la clínica Santa María.


Asimismo, la clínica ha asegurado que, tras ser dado de alta, Gustavo Gatica “mantendrá controles ambulatorios, que incluyen terapia kinesiológica, ocupacional, apoyo psicológico y psiquiátrico” y será atendido durante las próximas semanas por un equipo multidisciplinario de especialistas.

Por su parte, la directora de Derechos Humanos (DD.HH.) de la policía, Karina Sosa, dijo que sentían mucho la situación del estudiante y comprometió la colaboración de carabineros en la investigación que lleva adelante la justicia chilena.

El caso de Gatica se ha convertido en un símbolo entre las más de 200 personas que sufrieron heridas oculares, muchas de ellas con la pérdida de la vista en un ojo por balines y perdigones disparados por la Policía antidisturbios.

LEER MÁS: Piñera admite uso ilegal de fuerza contra manifestantes en Chile

En este sentido, la Universidad Academia de Humanismo donde estudia el joven ha exigido en un mensaje el término de la represión y la salida del director de los carabineros, general Mario Rozas.

Las manifestaciones en Chile comenzaron desde el 18 de octubre contra una subida en el precio de la tarifa del metro en Santiago, capital chilena, pero luego se convirtieron en un estallido social y, ahora, los manifestantes exigen la renuncia del presidente chileno, Sebastián Piñera, y una nueva Constitución.

LEER MÁS: Chilenos no bajan los brazos y siguen sus protestas contra Piñera

La Policía ha reprimido con total brutalidad las protestas. Según el Ministerio de Salud de Chile, desde el inicio de las manifestaciones, han resultado heridas 11 564 personas y más de 100 000 tienen lesiones moderadas o graves.

LEER MÁS: Carabineros siguen usando perdigones contra manifestantes en Chile

LEER MÁS: La policía hiere a un observador de DDHH en Chile

nkh/hnb/nii/