• El mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro, en el estado brasileño de Goiás (centro), 30 de agosto de 2020.
Publicada: lunes, 31 de agosto de 2020 4:41

El presidente brasileño reapareció en público sin mascarilla  y sin mantener distanciamiento social a pesar de que su prueba de COVID-19 dio positivo.

El mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció el domingo que iría a la municipalidad de Caldas Novas para participar en la inauguración de una planta de energía solar de un complejo hotelero en el estado de Goiás (centro).

Bolsonaro, a pesar de que informó el mes pasado que había vuelto a dar positivo de la COVID-19, incumplió todas las normas básicas de cuidados sanitarios, como el distanciamiento social y la protección personal. De hecho, tras llegar al complejo hotelero, caminó entre la multitud, saludó y se tomó fotos con sus seguidores.

Permaneció tres horas en la ciudad de Caldas Novas y solo utilizó la mascarilla una vez que estuvo sobre el escenario. 

 

El presidente minimizó el impacto de la pandemia desde que se detectaron los primeros casos en el país, refiriéndose al virus como a una “gripecita”.

Brasil, con 3 862 311 contagiados y 120 896 fallecidos, se ha convertido en el segundo país del mundo con más número de casos y muertes; tanto es así que puntualmente ha llegado a superar a Estados Unidos en el número de muertes diarias.

mrz/nlr/nii/