• La gente escucha las declaraciones del candidato presidencial Jair Bolsonaro en un bar en Río de Janeiro, Brasil, 7 de octubre de 2018. (Foto AFP)
Publicada: lunes, 8 de octubre de 2018 1:19
Actualizada: lunes, 8 de octubre de 2018 11:21

El candidato ultraderechista a la presidencia brasileña, Jair Bolsonaro, ha prometido este domingo cambiar Brasil y reducir el poder del Estado.

“Nuestra libertad está en juego, tenemos que lograr que Brasil sea diferente, es difícil, pero si ganamos, lograremos reducir el poder que tiene el Estado, tener solo 15 ministerios”, ha señalado Bolsonaro en un discurso transmitido vía internet tras darse a conocer los resultados de las presidenciales.

El aspirante de extrema derecha ha expresado su agradecimiento “a quienes votaron por mí, reconduciré a Brasil hacia la victoria, si Dios quiere” y ha enfatizado que él y su partido seguirán luchando para hacer de Brasil “un país diferente”. 

El político se ha referido a su programa económico que incluye la liberación de los productores de la presión del Estado. “Muchas empresas serán privatizadas o cerradas”, adelanta.

En otra parte de sus declaraciones, ha denunciado “problemas” con las urnas electrónicas que, a su juicio, habrían impedido obtener una mayoría absoluta en la primera vuelta.

“Estoy seguro de que si ese problema no hubiera ocurrido y tuviéramos confianza en el voto electrónico, ya tendríamos el nombre del presidente de la República decidido en el día de hoy”, ha recalcado, sin llegar a denunciar explícitamente un fraude.

Nuestra libertad está en juego, tenemos que lograr que Brasil sea diferente, es difícil, pero si ganamos lograremos reducir el poder que tiene el Estado, tener solo 15 ministerios”, ha dicho el candidato ultraderechista presidencial brasileño Jair Bolsonaro.

 

Según los resultados oficiales, Bolsonaro (46,1 %) y el izquierdista Fernando Haddad (29,2 %) competirán en la segunda vuelta el 28 de octubre, al no haber obtenido ninguno el 50 % más 1 de los sufragios para ganar las presidenciales.

Bolsonaro, un excapitán del Ejército y acérrimo defensor de la última dictadura militar en Brasil (1964-1985), promete una brutal represión contra el crimen y la corrupción. El ultraconservador trepó en los sondeos en la última semana montado en una ola de antipatía hacia el Partido de los Trabajadores (PT) de Haddad, cuyo líder Luiz Inácio Lula da Silva está en la cárcel.

El actual diputado brasileño, tan partidario de la política del presidente de EE.UU., incluso de sus insultos, que lo apodan “el Trump brasileño” ha dicho que los afrodescendientes “no sirven para nada” y ha dejado claro que, de ser elegido, relajará las leyes de control de armas de fuego como en EE.UU., para que cualquier brasileño pueda comprar una.

Durante la jornada electoral de este domingo, los partidarios de Bolsonaro han compartido en las redes sociales fotos y vídeos de armas de fuego dentro de las cabinas de votación.

snz/ncl/lvs/hnb

Comentarios