• El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva durante una manifestación de campaña en Sao Paulo, Brasil, 25 de enero de 2018.
Publicada: sábado, 3 de febrero de 2018 9:40
Actualizada: sábado, 3 de febrero de 2018 10:22

La justicia de Brasil ordenó el viernes que se le devuelva el pasaporte al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva retenido desde el pasado 26 de enero por decisión judicial, ya que ‘no hay cómo concluir’ que pretendiese huir del país con la finalidad de frustrar la aplicación de la ley.

El fallo del Tribunal Regional Federal de la 1ª Región sostiene que “Lula no puede tener su libertad de locomoción cercenada en base a afirmaciones que no son atribuidas a él”.

“Las críticas, por si solas, no pueden conducir a la conclusión de que estaría pretendiendo huir de Brasil y solicitar asilo político en otro país”, recoge el veredicto emitido después de que los abogados del exmandatario presentaran un recurso contra la decisión de prohibir la salida de Lula del país.

El juez federal Bruno Apolinário considera así el “cuidado” que tuvo el exmandatario en demostrar ante la Justicia que su salida del país estaba justificada por un compromiso profesional previsto desde hacía tiempo, que sería de corta duración y que tenía previsto volver en una fecha determinada.

En este sentido, el magistrado indicó que esto no causaría “ningún trastorno” sobre las acciones penales dispuestas en su contra ya que no estaba previsto ningún acto procesal que requiriese de su presencia durante el periodo en que iba a ausentarse de Brasil, y señaló que la confiscación del documento no tiene base de sustentación.

Las críticas, por si solas, no pueden conducir a la conclusión de que estaría pretendiendo huir de Brasil y solicitar asilo político en otro país”, recoge el veredicto del Tribunal Regional Federal de la 1ª Región.

 

Lula, condenado a 12 años de cárcel por corrupción, se vio obligado a entregar su pasaporte la pasada semana, en cumplimiento de una orden dictada por un juez de Brasilia que alertó sobre la posibilidad de que el expresidente no volviera al país tras un viaje que tenía planeado hacer a Etiopía.

El Exmandatario estaba invitado a participar en un evento sobre la lucha contra el hambre en el mundo convocado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Addis Abeba (capital etíope), en el marco de una Cumbre de la Unión Africana (UA).

El también fundador del Partido de los Trabajadores (PT), aduce que la condena por corrupción en su contra es, en realidad, una medida para “evitar que pueda ser candidato” y asegura que va a ser candidato a la Presidencia en los comicios de octubre próximo.

lvs/rha/hnb

Comentarios