• El expresidente de Brasil Lula da Silva tras presentar en Sao Paulo su candidatura para los comicios de octubre, 25 de enero de 2018.
Publicada: sábado, 27 de enero de 2018 11:25

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva remitió el viernes a la Justicia su pasaporte después de que un juez de Brasilia ordenara la retención del documento por el riesgo de fuga a diversas acciones penales por corrupción y supuesto tráfico de influencias.

La orden fue emitida y comunicada a la Policía Federal, pocas horas antes del viaje que el ex jefe de Estado tenía planeado participar en un acto sobre la lucha contra el hambre en Etiopía, país africano “que no tienen tratados de extradición con Brasil”, tal como aseguró el jueves pasado el juez Ricardo Leite.

El equipo de defensa de Lula entregó a última hora de la tarde del viernes su pasaporte a un tribunal de Sao Paulo para cumplir la orden dictada. No obstante, ofreció al mismo tiempo un recurso de hábeas corpus en el Tribunal Regional Federal de la 1ª Región (TRF1) en Brasilia (la capital).

El recurso denuncia “la ilegalidad” de limitar “indebidamente” el derecho de “ir y venir” del fundador y máximo líder del Partido de los Trabajadores (PT).

La decisión será impugnada porque es anti constitucional. El ex presidente debe mantener su derecho pleno de ir y venir”, protestó uno de los abogados del exmandatario Lula da Silva, Cristiano Zanin Martins.

 

“La decisión será impugnada porque es anti constitucional. El ex presidente debe mantener su derecho pleno de ir y venir”, protestó uno de los abogados de Lula, Cristiano Zanin Martins.

Los abogados insisten en que las autoridades fueron informadas previamente del viaje del político y que no hay ningún dato que confirme la decisión de su cliente de pedir un asilo político en Etiopía.  

“Pedimos determinar la inmediata suspensión de los efectos de la decisión impugnada restableciendo su pleno derecho de ir y venir, la restitución de su pasaporte y la cancelación de la inclusión de su nombre en el Sistema de Buscados e Impedidos”, declaró el equipo de defensa.

El pasado miércoles, el Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF4) de Porto Alegre aumentó de 9 a 12 años de prisión, la condena por corrupción al exmandatario, una medida que fue catalogada de “conspiración” por otros líderes latinoamericanos.

Pese a la condena en su contra, Lula, que goza del apoyo del pueblo brasileño, ha prometido postularse en las elecciones del próximo octubre como candidato del PT, y asegura que él sufre ya el proceso judicial ya que durante su mandato mantuvo más relaciones con países progresistas que con Estados Unidos.

msm/rha/hnb

Comentarios