• El presidente boliviano, Evo Morales, llega a la Corte Internacional de Justicia en La Haya, 1 de octubre de 2018. (Fuente: AFP)
Publicada: martes, 2 de octubre de 2018 19:09
Actualizada: miércoles, 3 de octubre de 2018 1:23

El presidente boliviano, Evo Morales, tras su estadía en La Haya (Países Bajos), ha afirmado que Bolivia continuará su “lucha”.

“Quiero decirle al país que, pese al informe de la CIJ, que ha sido injusto, la lucha del pueblo boliviano sigue. Lo importante en este momento es que, aun siendo un resultado que no hace justicia, hay una Corte Internacional que reconoce que existe un tema pendiente con Chile”, ha declarado este martes Morales a través de su cuenta en Twitter.

Morales ha tildado, además, de injusta la resolución de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, la cual rechaza la demanda de Bolivia de obligar a Chile a negociar una salida al mar, no obstante, ha resaltado el hecho de que dicha instancia jurídica se da cuenta y reconoce que existe un tema pendiente entre los dos países.

Mencionar que de los 15 jueces que integran la CIJ, 12 votaron en contra de las aspiraciones bolivianas y solo 3 consideraron la demanda.

Quiero decirle al país que, pese al informe de la CIJ, que ha sido injusto, la lucha del pueblo boliviano sigue. Lo importante en este momento es que, aun siendo un resultado que no hace justicia, hay una Corte Internacional que reconoce que existe un tema pendiente con Chile”, declara este martes el presidente de Bolivia, Evo Morales, a través de su cuenta en Twitter acerca de la resolución de La Haya.

 

Bolivia presentó su demanda en 2013 y durante cinco años mantuvo un litigio con la República de Chile, que se amparó en la vigencia del Tratado de 1904 que dejaba todo zanjado con su vecino, un argumento al que la CIJ dio validez.

Asimismo, el mandatario boliviano ha señalado que el fallo de la CIJ invoca que ambos países deben seguir dialogando para otorgar una salida al mar a Bolivia, algo a lo que se niega Chile.

Bolivia perdió 400 kilómetros lineales de litoral costero y 120 000 kilómetros cuadrados de territorio en la guerra del Pacífico (1879-1883). Chile argumenta que la frontera común quedó fijada con claridad con el Tratado de 1904 entre ambos países.

Pese al deseo de La Paz de lograr una salida soberana al mar, Santiago recalcó durante el proceso que no sentía necesidad alguna de dialogar con Bolivia sobre el asunto ni iba a “entregar territorio ni mar”, aunque así lo determinara La Haya, a lo que se une el hecho de que el ministro chileno de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, había declinado incluso acudir a escuchar el fallo.

nlr/anz/mjs/rba