• Dos submarinos en una base naval en Kaohsiung, en el sur de Taiwán, 21 de marzo de 2017. (Foto: EFE)
Publicada: domingo, 22 de noviembre de 2020 11:03

Taiwán comenzará a partir de la próxima semana los trabajos para construir una flota de submarinos a fin de mejorar su defensa en medio de tensiones con China.

El gran proyecto militar incluirá ocho submarinos, según adelantó el viernes Xavier Chang, portavoz de la oficina presidencial. “Esto representa un nuevo hito en el plan nacional de fabricación de submarinos”, dijo el vocero, mientras subrayó que la iniciativa fortalecerá las defensas de la isla.

Actualmente, la Armada de Taiwán cuenta con cuatro submarinos, dos de los cuales datan de la Segunda Guerra Mundial.

La presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, quien, desde su llegada al poder en 2016, ha promovido un plan de modernización militar y autosuficiencia, asistirá a una ceremonia el próximo martes para dar inicio a los trabajos.

Conforme a los medios de comunicación locales, la Corporación CSBC de Taiwán diseñó un astillero en la meridional ciudad portuaria de Kaohsiung para la construcción de submarinos, donde los preparativos al respecto comenzaron en mayo de 2019.

Tal y como indican las estimaciones de las autoridades de la isla, el primer submarino de la nueva flota, cuyo costo estimado es de 1720 millones de dólares, podría entrar en servicio a finales de 2024.

 

Esto se produce en medio de la creciente tensión entre China y Taiwán desde la llegada al poder de Tsai. Pekín considera a la isla parte integrante de su territorio, por lo que advierte sobre cualquier acto segregacionista de los taiwaneses y no descarta usar la fuerza para reunificar dicho territorio.  

Para fortalecer la defensa, Taipéi ha buscado en los últimos años la ayuda militar de Estados Unidos, país que se ha convertido en el mayor proveedor de armas para la isla, pese al rechazo de Pekín.

El Departamento de Estado de EE.UU. aprobó recientemente la posible venta a Taiwán de sistemas de lanzamisiles, misiles y sistemas de inteligencia de imágenes en tiempo real, utilizados en los cazas F-16, por más de 1800 millones de dólares, así como de 100 sistemas de defensa costera Harpoon, por un valor de 2370 millones de dólares, y drones armados MQ-9 Reaper con equipos relacionados.

En ese contexto, Pekín ha amenazado con dar un “golpe devastador” a los que “tratan de dividir su territorio”. “La cuestión de Taiwán está vinculada a la soberanía y la integridad territoriales de China, así como a los intereses más importantes del país”, afirmó el portavoz de Ministerio chino de Defensa, Wu Qian, agregando que “ninguna injerencia externa es aceptable”.

ftm/ctl/fmk/mjs