• --
Publicada: martes, 2 de diciembre de 2014 11:06
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 9:23

Ante la caída del precio de petróleo y con el fin de recuperar los daños que generaría tal fenómeno, Arabia Saudí informa su interés en la venta de petróleo al régimen de Israel. “No guardamos rencor contra nadie y nuestros líderes prometen la paz, la tolerancia religiosa y la coexistencia (…) Su majestad el rey Abdolá siempre ha sido un modelo para las buenas relaciones entre Arabia Saudí y otros Estados” y el régimen de Israel no es excepción, declaró el ministro saudí de Petróleo, Ali al-Naimi. Las afirmaciones de Al-Naimi siguen la misma línea de las autoridades israelíes sobre la disponibilidad del régimen de Tel Aviv en mantener lazos con países “moderados” del mundo árabe. Esto ocurre mientras este martes, el diario israelí ‘Haaretz’ ha desvelado la existencia de vuelos secretos y permanentes entre los territorios ocupados y ciertos países árabes ribereños del Golfo Pérsico. “En los últimos meses se ha establecido una ruta de vuelo secreta y permanente entre algunos países árabes ribereños del Golfo Pérsico y (el régimen de) Israel y las partes se movilizan hacia la normalización de relaciones”, indica la fuente. Este alegato, afirma Haaretz, es resultado de las investigaciones desarrolladas sobre vuelos de aviones extranjeros que aterrizaban en las cercanías del aeropuerto israelí de Ben-Gurion, en el centro de Tel Aviv, en los territorios ocupados palestinos. De acuerdo con el diario israelí, las relaciones entre el régimen de Israel y los Estados árabes del Golfo Pérsico son “extremamente sensibles”, y como no hay relaciones diplomáticas y oficiales entre las partes, se ha establecido vuelos secretos en lugar de vuelos directos y oficiales. Desde 2010 y tras el asesinato del alto comandante del Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS), Mahmud al-Mabhuh, en la ciudad emiratí de Dubái por la agencia de espionaje del régimen israelí (Mossad), el régimen de Tel Aviv y los países ribereños del Golfo Pérsico no mantienen relaciones oficiales ni comerciales. Hace meses, el ministro israelí de asuntos exteriores, Avigdor Lieberman, explicó que el establecimiento de cooperaciones y relaciones económicas con países árabes “moderados” marcaría un nuevo ambiente para este régimen. tas/rha/msf