• Fuerzas israelíes desplegadas cerca de la frontera libanesa en los altos del Golán, 27 de julio de 2020.
Publicada: miércoles, 29 de julio de 2020 2:33

El ejército israelí ha ordenado a sus fuerzas abstenerse de disparar a combatientes de Hezbolá, incluso si están armados, para evitar un conflicto con el movimiento libanés.

El ejército del régimen israelí ha dado instrucciones a sus soldados desplegados en el norte de los territorios ocupados palestinos, cerca de las fronteras libanesas, que eviten disparos contra los combatientes del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), mientras estén en el territorio libanés, según informó el martes el diario israelí Yedioth Ahronoth, citando a fuentes informadas.  

La orden fue emitida para evitar una escalada de tensiones con Hezbolá, sobre todo, después de que la muerte de un combatiente del grupo libanés en un ataque aéreo israelí cerca del Aeropuerto Internacional de Damasco, capital de Siria, obligara al régimen de Tel Aviv a poner en máxima alerta a sus fuerzas.

Ante tenor de un conflicto, Israel ha aumentado su presencia militar en la frontera con El Líbano, desplegando tanques en los altos del Golán ocupados.

 

El lunes surgieron reportes de choques en la frontera entre El Líbano y los territorios ocupados palestinos, después de que Israel alegara haber frustrado “un intento de infiltración” de Hezbolá y una operación contra su ejército.

La Resistencia libanesa desmintió, no obstante, dichos infundios y los consideró “un intento por inventar falsas victorias”.

Hezbolá ha advertido de que la respuesta al asesinato de su combatiente está por venir y que los sionistas deben esperar el castigo por sus crímenes. Además, ha advertido que está preparado para hacer frente a cualquier agresión israelí.

Entretanto, varios responsables israelíes han llamado a dejar de escalar las tensiones con Hezbolá, pues, avisan, en caso de guerra, el movimiento libanés puede lanzar mil misiles al día.

ftm/ncl/hnb