• Un combatiente y un sistema misilístico de Hezbolá en una torre de vigilancia en Juroud Arsal, El Líbano, 29 de julio de 2017. (Foto: Reuters)
Publicada: jueves, 19 de marzo de 2020 11:14

Un centro israelí de estudios estratégicos alerta que todo el territorio palestino ocupado por el régimen de Tel Aviv está al alcance de los misiles de Hezbolá.

Mediante un informe publicado el miércoles, el centro de estudios estratégicos israelí Begin-Sadat (Besa) advirtió de la ineficacia de los sistemas antiaéreos del régimen de Tel Aviv para interceptar y derribar los misiles del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).

Besa, citando a un experto en seguridad israelí, aseveró que un posible enfrentamiento militar con Hezbolá no será nada fácil para el régimen de Tel Aviv.

Si bien el ejército israelí está mejor equipado que Hezbolá, el movimiento de Resistencia libanesa tiene bajo su alcance todas las partes de los territorios ocupados palestinos, contra los cuales mantiene apuntados más de 150 000 misiles, agregó el informe.

En caso de un conflicto, los misiles de Hezbolá se dirigirán principalmente contra las partes norteñas de Palestina ocupada, precisó el artículo para luego aseverar que los sistemas antiaéreos israelíes, como Cúpula de Hierro, solo podrán interceptar algunos de esos proyectiles.

 

A finales de febrero pasado, el comandante del comando del frente interior del ejército israelí, el mayor general Tamir Yadai, aseveró que Israel se enfrenta a la “más peligrosa” amenaza de misiles desde su creación ilegal en 1948.

Esas advertencias vienen en medio de informes que apuntan al avance de armas y misiles de Hezbolá o del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), así como la incapacidad de los escudos antimisiles israelíes de frustrar sus ataques.

Ante tal escenario, varios militares de alto rango israelí han pedido a las autoridades del régimen que dejen de escalar las tensiones con Hezbolá y otros movimientos de Resistencia, ya que, en caso de una guerra, ciudades como Tel Aviv y Haifa dentro de los territorios palestinos ocupados podrían enfrentar una lluvia de proyectiles.

mnz/ncl/ask/hnb