• Una manifestación en reclamo de la soberanía de Argentina sobre las islas Malvinas en Buenos Aires, capital, 3 de enero de 2017,
Publicada: martes, 1 de febrero de 2022 18:50

Argentina denuncia a Brasil por permitir que su territorio sea utilizado en enero por aviones del Reino Unido para vuelos hacia las islas Malvinas.

El Gobierno argentino ve con sorpresa y preocupación que durante el transcurso del mes de enero de 2022 fueron realizados siete vuelos militares de estas características”, se lee en un documento publicado este martes por la agencia estatal argentina Télam.

El informe precisa que los aviones militares del Reino Unidos efectuaron escalas provenientes de las disputadas islas Malvinas en las ciudades brasileñas de Río de Janeiro, San Pablo, Porto Alegre y Recife los días 9, 14, 15, 22, 24, 26 y 28 de enero.

El texto critica la “ilegítima presencia militar” del Reino Unido en el Atlántico Sur y deja claro que para los países miembros del Mercado Común del Sur (Mercosur), esta presencia obstaculiza la búsqueda de una solución pacífica para la disputa de soberanía de las islas.

De este modo, ha resaltado que la realización de estos vuelos podría ser interpretada como una aceptación de Brasil a la presencia de una base militar británica en el Atlántico Sur.

 

Desde el año 1833, Buenos Aires y Londres están implicados en una disputa territorial sobre las Malvinas, ocupadas por los británicos. El conflicto causó una guerra de 74 días en 1982, en que murieron 649 soldados argentinos y otros 255 británicos.

Un nuevo documento desclasificado de los Archivos Nacionales del Reino Unido reveló el pasado 4 de enero que los buques de guerra británicos desplegados por la entonces primera ministra Margaret Thatcher, durante la Guerra de las Malvinas, estaban armados con armas nucleares de profundidad, tal y como informaron medios británicos.

Desde 1982, Argentina ha reivindicado la soberanía sobre las islas en distintos foros internacionales y ha instado a Londres a negociar para resolver la disputa, un llamado que los británicos ignoran.

El Gobierno del país suramericano insiste en que el país europeo “debe dar cumplimiento a las resoluciones de las Naciones Unidas que instan a una solución negociada de la disputa por la soberanía sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos correspondiente”.

msm/rba