• La activista de derechos de la mujer saudí, Loujain al-Hathloul.
Publicada: viernes, 20 de noviembre de 2020 8:16

Un informe repudia que las activistas de los derechos de las mujeres encarceladas en Arabia Saudí sufren torturas y abusos sexuales a manos de sus interrogadores.

La abogada escocesa, la baronesa Helena Kennedy, aseveró en un informe de 40 páginas recogido el jueves por varios medios de comunicación, que las activistas encarceladas han sido sujeto de delictivos y criminales tratamientos: las obligan ver pornografía, reciben amenazas de violación y sufren duros golpes y descargas eléctricas durante el interrogatorio.

En el informe, titulado “Una mancha sobre los líderes mundiales y la cumbre del G20 en Arabia Saudí”, Kennedy fustiga que muchas de las activistas han sido “sometidas a un trato equivalente a tortura, incluso por personas que están estrechamente relacionadas con el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman Al Saud, como su asesor Saud al-Qahtani y su hermano menor Jalid bin Salman”.

Ayda al-Ghamdi, Loujain al-Hathloul, y Eman al-Nafyan, son algunas de las activistas de los derechos de las mujeres encarceladas en el reino árabe que han sido víctimas de torturas en prisiones saudíes, deplora la abogada.

Citando a una fuente conocedora del tema que pidió permanecer en anonimato, Kennedy señala que el interrogatorio de la reconocida activista saudí Al-Hathloul había sido supervisado personalmente por Al-Qahtani, asesor de Bin Salman que ha estado implicado en el asesinato del periodista disidente saudí Jamal Khashoggi en Turquía en 2018. No obstante, las autoridades saudíes lo han absuelto.

Según el informe, Al-Qahtani, le ha amenazado a una de las mujeres con frases que hacen eco del brutal asesinato de Khashoggi: “Haré lo que quiera contigo, y luego te disolveré y tiraré por el inodoro”.

 

Kennedy pidió al Reino Unido y otras naciones que boicoteen la cumbre del Grupo de los 20 (G20) de este fin de semana organizada por Arabia Saudí a menos que las mujeres sean liberadas.

El régimen de los Al Saud recibe muchas críticas por violar los derechos humanos de sus ciudadanos, especialmente de los activistas disidentes. La organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW) ha advertido que, desde que Bin Salman se convirtió en el jefe de Estado in pectore del reino árabe en junio de 2017, la ola de arrestos y la represión han aumentado de forma exponencial en Arabia Saudí.

mnz/ktg/krd/hnb