• El rey saudí Salman bin Abdulaziz Al Saud y su hijo Muhamad bin Salman en un evento en Riad, la capital.
Publicada: martes, 17 de noviembre de 2020 10:01

Los disidentes de Arabia Saudí en exilio tachan el sistema de la monarquía árabe de irreparable y piden el derrocamiento de los Al Saud.

A través de un comunicado emitido el lunes, figuras de la oposición saudí en el exterior anunciaron su rechazo categórico a cualquier “llamado a restablecer de nuevo el régimen saudí”, pidiendo la necesidad de deshacerse de este sistema, que ha perdido su legitimidad y no hay esperanza de reformarlo.

“El régimen (saudí) contribuyó a difundir el espíritu del racismo entre la gente de las regiones, y abusó de forma más atroz las diferencias sectarias y la diversidad sectaria en la sociedad […] no hay esperanza de una reforma […] el régimen ha perdido su legitimidad”, se lee en el texto, al que tuvo acceso el portal de noticias arabi21.

Desde su establecimiento, prosigue, el régimen saudí ha seguido deliberadamente una política de aislamiento regional, que ha empeorado bajo el mandato del rey saudí y el príncipe heredero, Salman bin Abdulaziz y Muhamad bin Salman, respectivamente, que causaron los problemas más complejos a nivel regional e internacional.

 

La nota también reza que la política de Bin Salman y su padre es una continuación de la política de los anteriores gobernantes de la casa Al Saud, y cualquier invitación a reorganizar el sistema del país mediante la absolución del expríncipe heredero Muhamad bin Nayef o la propaganda a favor del prominente príncipe Ahmad bin Abdulaziz —único hermano vivo del rey saudí— es solo una respuesta a las tendencias de los servicios de inteligencia extranjeros.

El comunicado, sellado por 22 figuras opositoras, puntualiza que la nación saudí establecerá un sistema político libre mejor que el sistema de los Al Saud para que no sea patrocinado por otros, especialmente el régimen de ocupación de Israel.

Pese a las condenas internacionales contra las políticas del príncipe heredero saudí, Israel le apoya y pide su continuidad en el poder, mientras está culpado por la invasión de Yemen en 2015, los numerosos problemas económicos, así como el aumento de ejecuciones de los activistas y opositores.

ftn/lvs/mjs/mkh