• Irán ataca con misiles la base aérea Ain Al-Asad, utilizada por EE.UU. y situada en Al-Anbar, oeste de Irak, 8 de enero de 2020.
Publicada: martes, 14 de enero de 2020 2:39

El reciente ataque misilístico iraní contra bases de EE.UU. en Irak ha provocado temor en Arabia Saudí por la seguridad de sus instalaciones petroleras.

El ministro de Energía de Arabia Saudí, Abdulaziz bin Salman, ha declarado este lunes que el reino árabe ha tomado todas las precauciones para garantizar la seguridad de las instalaciones petroleras después de los recientes ataques iraníes contra sitios ocupados por fuerzas estadounidenses en Irak.

Hemos tomado todas las precauciones que se pueden tomar”, ha subrayado el ministro saudí a los periodistas que habían preguntado sobre un posible aumento de la seguridad petrolera, después de los recientes sucesos en la región del oeste de Asia.

El viernes 3 de enero, Estados Unidos lanzó un ataque aéreo en Bagdad, la capital iraquí, que acabó con la vida del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani y del subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, entre otros combatientes iraníes e iraquíes.

 

En una medida de represalia por la muerte del general Soleimani, la División Aeroespacial del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán atacó el miércoles con misiles tierra-tierra de corto alcance la base aérea Ain Al-Asad, ubicada en la provincia occidental iraquí de Al-Anbar, y una base en Erbil, capital de la región del Kurdistán iraquí; ambas en poder de los norteamericanos.

Tras estos ataques, el CGRI emitió un comunicado en el que advirtió a los aliados de Washington que ponen sus bases al servicio del “ejército terrorista” de EE.UU. para atacar a Irán de que serán blanco de las ofensivas del país persa.

Bin Salman también ha señalado que la producción de petróleo de Arabia Saudí fue de 9744 millones de barriles por día en los meses de enero y febrero.

Los precios del petróleo subieron más del 4,5 % después de los ataques de Irán a bases de EE.UU. en Irak en respuesta al asesinato del general Soleimani.

nsr/ncl/mnz/hnb