• Una mujer pasa al lado de imagen del príncipe heredero de Arabia Saudí, Muhamad bin Salman.
Publicada: miércoles, 15 de mayo de 2019 7:16
Actualizada: jueves, 16 de mayo de 2019 2:28

Amnistía Internacional (AI) denuncia que Arabia Saudí ha aumentado medidas restrictivas ejercidas contra los activistas pro derechos humanos en el país árabe.

“En abril de 2019, las autoridades intensificaron su represión contra los críticos y detuvieron arbitrariamente a al menos 14 periodistas, escritores, académicos y los familiares de defensores de los derechos de las mujeres”, indicó el martes AI.

Amnistía también tachó de “vergonzosa” la situación de los derechos humanos el año pasado en el reino árabe, donde los activistas fueron objeto de agresiones.

“Hace un año, las autoridades comenzaron a encarcelar a algunas de las activistas más valientes de Arabia Saudí en lugar de promover los derechos de las mujeres en el país”, indicó.

Tras lamentar que varias defensoras de derechos humanos sufrieron una terrible experiencia durante su detención arbitraria e incluso se les negó la visita de sus seres queridos, AI añadió que las activistas también fueron torturadas en reiteradas ocasiones.

En abril de 2019, las autoridades (saudíes) intensificaron su represión contra los críticos y detuvieron arbitrariamente a al menos 14 periodistas, escritores, académicos y los familiares de defensores de los derechos de las mujeres”, dice Amnistía Internacional (AI).

 

“En noviembre de 2018, Amnistía Internacional reveló informes de tortura, malos tratos y abuso sexual de al menos 10 activistas detenidas desde mayo de 2018. La organización pidió a las autoridades saudíes que le permitieran tener acceso a las detenidas”, recalcó.

Diferentes organizaciones y oenegés, como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y Human Rights Watch (HRW), han denunciado en varias ocasiones la intensificación de la represión, el arresto y la encarcelación de los activistas por el régimen de Riad, que somete a esos detenidos a brutales torturas, incluidos abusos sexuales.

Ante esa situación, diferentes grupos pro derechos humanos han exigido a Arabia Saudí que permita a investigadores independientes supervisar las cárceles saudíes y reunirse con los detenidos, una petición a la que los Al Saud hacen caso omiso.

Asimismo, en un acto sin precedentes, 36 países del mundo condenaron el pasado 7 de marzo ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU) la crítica situación de los derechos humanos en Arabia Saudí.

alg/ktg/nlr/msf

Comentarios