• Una vista general de la prisión Haer en Arabia Saudí.
Publicada: viernes, 25 de enero de 2019 15:24

Grupos pro derechos humanos piden a Arabia Saudí que permita a investigadores independientes aclarar nuevas acusaciones sobre torturas y maltratos a activistas.

Tanto Amnistía Internacional (AI) como la organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW) han defendido la necesidad de realizar investigaciones sobre acusaciones surgidas recientemente sobre torturas y maltratos a militantes a favor de los derechos humanos ocurridas en las prisiones del país árabe.

La primera oenegé mencionada ha informado este viernes de la recepción de nuevos informes sobre 10 activistas que han sido “torturados, agredidos sexualmente y sometidos a otras formas de malos tratos” estando detenidos.

“Estamos sumamente preocupados por el bienestar de estos militantes, que han estado detenidos arbitrariamente durante unos nueve meses simplemente por defender los derechos humanos”, ha señalado Lynn Maalouf, directora de investigación de AI para Oriente Medio.

Estamos sumamente preocupados por el bienestar de estos militantes, que han estado detenidos arbitrariamente durante unos nueve meses simplemente por defender los derechos humanos (…) Las autoridades saudíes han demostrado repetidamente que no están dispuestas a proteger eficazmente a los detenidos de la tortura, ni a llevar a cabo investigaciones imparciales sobre las denuncias de tortura bajo custodia”, dice Lynn Maalouf, directora de investigación de Amnistía Internacional (AI) para Oriente Medio.

 

“Las autoridades saudíes han demostrado repetidamente que no están dispuestas a proteger eficazmente de la tortura a los detenidos, ni a llevar a cabo investigaciones imparciales sobre las denuncias de torturas bajo custodia”, ha agregado Maalouf.

Amnistía Internacional ha pedido por ello a Riad que dé a organismos de supervisión independientes “acceso inmediato y sin restricciones” a los activistas detenidos.

Por su parte, HRW emitió ayer jueves un llamado similar en una declaración separada. “Las autoridades saudíes deben permitir inmediatamente a supervisores internacionales independientes entrar en Arabia Saudí y reunirse con los detenidos, incluidos aquellos que han denunciado torturas”, se señala en la nota.

Según el subdirector de HRW para Oriente Medio, Michael Page, las investigaciones internas de los Al Saud tienen pocos visos de revelar la verdad sobre el tratamiento que reciben los detenidos.

Estos llamamientos siguen a otros parecidos lanzados en noviembre y diciembre por grupos de supervisión que deploraban que investigaciones realizadas por Arabia Saudí no hubieran sido satisfactorias.

ftn/mla/tmv/rba

Comentarios