• Una protesta en Los Ángeles en apoyo al presidente sirio, Bashar al-Asad, y contra el ataque de la coalición de EE.UU. en Siria, 14 de abril de 2018.
Publicada: miércoles, 11 de julio de 2018 18:19
Actualizada: jueves, 12 de julio de 2018 9:21

Una investigación realizada por el Parlamento de Alemania concluye que la presencia de EE.UU. en Siria es ilegal, a diferencia de la de Rusia.

El análisis es obra del Centro de Servicios Científicos del Parlamento alemán (Bundestag), un organismo muy valorado al que los miembros de la Cámara pueden pedir una opinión neutral sobre temas legales o de otro tipo.

En esta ocasión, había solicitado un dictamen sobre la legalidad de la presencia y las operaciones militares en Siria de Rusia y Estados Unidos el diputado Alexander Neu, del partido La Izquierda.

La conclusión de los investigadores del Bundestag es que la presencia de Rusia “es, sin duda, legal de acuerdo con el derecho internacional”, dado que la ayuda que presta a Damasco en su lucha antiterrorista obedece a una petición oficial del legítimo Gobierno de Siria, según informa este miércoles la sección en alemán del portal de noticias ruso RT.

El informe presenta además diversos detalles de las actividades de Estados Unidos en Siria y menciona su deseo de cambiar el sistema político y derrocar presidente del país, Bashar Al-Asad.

En estas circunstancias, indica el organismo, el suministro de armas a los milicianos armados ‘rebeldes’ por parte de EE.UU. y sus aliados ha sido ilegal y sigue siéndolo. Se trata, para el derecho internacional, de una violación de la prohibición del uso de la fuerza consagrada en el Artículo 2 (4) de la Carta de las Naciones Unidas.

El caso legal ya dudoso de la presencia de EE.UU. (y otros Ejércitos de la “coalición” en Siria) ya no se sostiene. La presencia de EE.UU. en Siria es ilegal”, concluye el informe del Centro de Servicios Científicos del Parlamento alemán.

 

Este estipula que todos los miembros de Naciones Unidas se abstendrán, en sus relaciones internacionales, de usar la fuerza o amenazar con ella contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado, o de cualquier otra manera que sea incompatible con los propósitos del organismo internacional.

Por su parte, Estados Unidos argumenta su presencia en Siria alegando su derecho a la autodefensa (colectiva) en virtud del Artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas, porque el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) amenaza con atacar territorio estadounidense desde Siria.

El motivo, destaca el informe alemán, es insuficiente, ya que Siria es un Estado soberano y, aunque EE.UU. afirme que el Estado sirio no está “dispuesto o no puede” luchar contra Daesh, de hecho, Siria ha logrado liberar grandes porciones de territorio de manos de los terroristas y la banda ejerce ya escaso dominio.

“El caso legal ya dudoso de la presencia de EE.UU. (y otros Ejércitos de la “coalición” en Siria) ya no se sostiene. La presencia de EE.UU. en Siria es ilegal”, concluye el Centro de Servicios Científicos del Bundestag.

Alemania sigue formando parte a día de hoy de la llamada “coalición contra EIIIL” que dirige Washington.

snr/mla/tmv/mkh

Comentarios