• Soldados estadounidenses en Afganistán.
Publicada: jueves, 21 de enero de 2016 15:11

La Administración del presidente de EE.UU., Barack Obama, autoriza al Pentágono a lanzar una nueva serie de ataques en Afganistán, esta vez, contra las posiciones del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

Tras 15 años de la invasión extranjera, liderada por EE.UU., al país asiático, en nombre de la lucha contra el terrorismo, el país norteamericano está decidido a bombardear las posiciones de los miembros de Daesh que recientemente han aumentado su presencia en esta región.

Mientras tanto, los indicios como los informes oficiales atestiguan el fracaso del largo plan extranjero para establecer la paz en Afganistán, las autoridades estadounidenses señalan que la nueva iniciativa militar del Pentágono apunta tanto a los bastiones del EIIL como a los de Al-Qaeda.

La nueva regla aprobada la semana pasada “permite a las tropas estadounidenses atacar de manera más activa contra EIIL en Afganistán”, ha dicho este jueves al diario 'The Washington Post', un funcionario de Defensa norteamericano quien ha hablado bajo la condición de anonimato.

Hasta la fecha, los soldados de EE.UU. solo podían aplicar la fuerza para atacar a Al-Qaeda, y para proteger a los militares afganos, según recuerda la fuente sin mencionar a miles de civiles y militares afganos que han perdido la vida desde el inicio de la invasión extranjera.

Asimismo, un segundo funcionario militar de EE.UU. que también ha pedido el anonimato, asegura que el Ejército de su país, anteriormente había atacado a los miembros de Daesh en Afganistán, pero es la primera vez que las tropas estadounidenses están autorizadas a efectuar “ataques aéreos” directamente contra las células de este grupo takfirí fuera de países como Irak y Siria donde está más presente. 

Ante la persistencia de EE.UU. en mantener tropas en Afganistán so pretexto de la lucha antiterrorista, las autoridades afganas afirman que la presencia militar de Washington refuerza el terrorismo y agrava la situación.

Según las cifras de la Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA, en inglés), los ataques perpetrados por Estados Unidos en Afganistán desde 2001 hasta 2014 acabaron con la vida de unos 100 mil afganos y paquistaníes.

mpv/rha/hnb

Comentarios