• Integrantes del movimiento popular yemení Ansarolá, Saná, la capital, 18 de enero de 2021. (Foto: Reuters)
Publicada: miércoles, 21 de julio de 2021 1:17
Actualizada: miércoles, 21 de julio de 2021 1:41

Las fuerzas del Ejército yemení, apoyadas por los comités populares, recuperan el control de otra importante zona en la provincia de Al-Bayda (suroeste).

El Ejército y los combatientes del movimiento popular yemení Ansarolá continuaron el martes su avance en la provincia de Al-Bayda,, derrotando al enemigo y tomando el control de gran parte de la importante localidad de Nate, lo que allanará el terreno para más victorias.

La misma jornada del martes, Mahdi al-Mashat, presidente del Consejo Político Supremo de Yemen, felicitó al Ejército yemení por su gran triunfo ante el grupo terrorista Al-Qaeda en Al-Bayda.

Según Al-Mashat, la batalla en Al-Bayda resultó en la humillación y derrota de los agresores, de modo que el pueblo yemení les quitó las máscaras a Estados Unidos y la comunidad internacional, agregó.

¿Qué pasa en Al-Bayda?

En los últimos días, la provincia de Al-Bayda se ha convertido en el escenario principal de los enfrentamientos entre las fuerzas yemeníes y mercenarios afiliados al expresidente fugitivo yemení Abdu Rabu Mansur Hadi y Arabia Saudí, que reclutan a terroristas de Al-Qaeda y Daesh.

Ante tal coyuntura, los funcionarios yemeníes alertan de que Daesh y Al-Qaeda, bajo el mando directo de EE.UU., operan en las ofensivas contra el país más pobre del mundo árabe, que desde 2015 es blanco de una brutal campaña militar liderada por Arabia Saudí.

El portavoz del Ejército de Yemen, el teniente general Yahya Sari, remarcó el 14 de julio que el resurgimiento de los grupos takfiríes es parte de un “plan estadounidense” y ha precisado que “la coalición agresora estadounidense-saudí equipó a los terroristas con armas para facilitar su entrada a varias zonas de Al-Bayda”.

El general Sari también denunció que el apoyo militar, mediático y financiero que recibieron estos grupos terroristas durante la reciente operación en Al-Bayda demostró que son solo una “herramienta” en manos de las fuerzas extranjeras.

ftn/ncl/fmk