• El ministro de Asuntos Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza.
Publicada: viernes, 18 de junio de 2021 1:58

El Gobierno de Venezuela tacha de “hipócrita compasión” la ayuda para migrantes venezolanos y pide a los donantes que cesen las agresiones contra el país.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, calificó el jueves de “farsa mediática” y “caricaturesca convocatoria” la Conferencia Internacional de Donantes en Solidaridad con los Refugiados y Migrantes Venezolanos, celebrada la misma jornada, con el auspicio de Canadá y las Naciones Unidas. 

“La sociedad venezolana observa con indignación el desarrollo, en su nombre, de una nueva edición de la farsa mediática denominada, ʻconferencia de donantes para la migración venezolanaʼ, sin que se conozca el destino de los cuantiosos fondos anunciados”, escribió Arreaza en su cuenta en Twitter, adjuntando un comunicado de la Cancillería venezolana al respecto.

En la nota de la Cancillería se lee que la convocatoria para la mencionada conferencia responde a la fracasada política injerencista de Estados Unidos” y de golpe de Estadojunto con España, Canadá, la Unión Europea (UE) y agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).  

Las autoridades de los países y organismos mencionados, a su vez, omiten escandalosamente, tanto las causas vinculadas a la imposición de un bloqueo criminal a través de sanciones ilegales, hasta las situaciones de discriminación y explotación a las que son sometidos ciudadanos venezolanos en calidad de migrantes.

 

El Gobierno venezolano afirma que las sanciones y medidas coercitivas unilaterales de EE.UU., que incluyen productos básicos como alimentos y medicinas, son la principal causa de la migración venezolana.

Sin embargo, ha implementado el Plan Vuelta a la Patria, cuyo objetivo es apoyar y ayudar a los ciudadanos que salieron de Venezuela en busca de mejores condiciones de vida, pero que quieren volver por las situaciones adversas en el país de destino.

sbr/ncl/mkh