• El buque perforador Oruc Reisde Turquía parte de Estambul en dirección al mar Negro, 12 de noviembre de 2018. (Foto: Reuters)
Publicada: viernes, 11 de diciembre de 2020 17:17

Turquía rechaza firmemente el plan de sanciones de la UE en su contra por sus acciones en el mar del Mediterráneo oriental y lo tachó de “sesgado e ilegítimo”.

Rechazamos esta actitud sesgada e ilegítima que figura en las conclusiones de la cumbre de la Unión Europea (UE)”, ha afirmado el Ministerio turco de Relaciones Exteriores, mediante un comunicado emitido este viernes.

Esto ha tenido lugar después de que los líderes de 27 países de la UE alcanzaran este mismo viernes un acuerdo para iniciar el proceso de sanciones a Turquía por sus actividades “ilegales y agresivas” de exploración de gas en el Mediterráneo oriental.

A este respecto, un diplomático miembro del organismo ha explicado que “se acordaron sanciones individuales, y otras medidas adicionales serán decididas si Turquía mantiene sus acciones”.

 

El Ejército turco comenzó el pasado 10 de agosto nuevas exploraciones de hidrocarburos y maniobras navales en las zonas en disputa en el mar Mediterráneo, pocos días después de que Grecia y Egipto delimitaran sus Zonas Económicas Exclusivas (ZEE), un acuerdo que Ankara no reconoce. Esta medida, sin embargo, ha despertado la ira de Grecia y de la UE.

No obstante, la búsqueda de gas en el mar Negro y en el mar Mediterráneo oriental ha provocado un conflicto entre Turquía, Grecia y Chipre, y por extensión con la UE, debido a que los tres países se disputan los derechos de explotación de hidrocarburos en las mismas aguas. A juicio de los países miembros de la Unión Europea, la conducta de Ankara en el Mediterráneo oriental es inaceptable.

Ankara se muestra inflexible ante las amenazas de sanciones europeas. También anunció nuevas maniobras militares en el norte de la isla de Chipre. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, por su parte, aseguró el pasado miércoles, 9 de diciembre, que las posibles sanciones europeas no causarán “gran preocupación” para su país.

mrp/lvs/mjs