• El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, habla en un evento de su partido en Ankara, 26 de julio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 26 de julio de 2019 14:03
Actualizada: viernes, 26 de julio de 2019 18:18

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anuncia que Ankara comprará a otros países aviones militares si EE.UU. niega suministrarles los aviones F-35.

“¿No nos quieren dar los F-35?  Vale, entonces, discúlpennos, pero una vez más tendremos que tomar medida sobre este asunto y nos dirigiremos a otra parte”, ha matizado hoy viernes el jefe del Estado turco.

Erdogan ha subrayado que “ninguna amenaza o sanción contra Turquía, en particular las amenazas de expulsión del proyecto F-35 impedirá que el país garantice sus prioridades de Seguridad”, pues Ankara “recurrirá a otras opciones” para cubrir sus necesidad.

El anuncio se produce después de que la Casa Blanca corroborara la semana pasada el cese de la participación de Turquía en el programa de avanzados caza-bombarderos Lockheed Martin F-35 Lightning II a raíz de la compra de Ankara de los sistemas de defensa aérea S-400, de fabricación rusa.

Erdogan agregó detallando que hasta el momento, Ankara ha pagado unos 1,4 mil millones de dólares por la compra de las aeronaves, y Washingon ya ha entregado cuatro aparatos a aviadores turcos en EE.UU. pero ahora les ha negado volar a su país.

¿No nos quieren dar los F-35?  Vale, entonces, discúlpennos, pero una vez más tendremos que tomar medida sobre este asunto y nos dirigiremos a otra parte.”, ha asegurado el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en alusión al cese de participación de Ankara en el programa de cazas F-35 por parte de EE.UU.

 

El mandatario turco se refirió además a los misiles rusos, indicando que su país “empezará a utilizar activamente” estos sistemas antiaéreos en abril de 2020 tras la fase de montaje y entrenamiento.

El país eruasiático comenzó el pasado 12 de julio a recibir las unidades antiaéreas. El jueves, Rusia dijo haber concluido la primera fase de la entrega de los misiles, esto pese a las amenazas e intentos persuasivos de Washington para que Turquía, país miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) cancelara la compra.

LEER MÁS: Turquía tilda de ‘injusta’ resolución de EEUU sobre compra de S-400

Ankara enfatiza que los misiles S-400 son indispensables para su estrategia de defensa, especialmente para asegurar sus fronteras con Siria e Irak, y que si ha terminado comprando los misiles rusos, es porque ni Washington ni los aliados europeos le han ofrecido una alternativa viable.

Ahora con la expulsión de Turquía del programa de los F-35, Rusia ha ofrecido sus aviones Sujoi Su-35. De hecho, la presión norteamericana de los últimos meses ha empujado al país eurasiático a tener que tomar decisiones como su papel en la OTAN o acercarse cada vez más a Rusia.

mjs/lvs/alg

Comentarios