• El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, da un discurso en Estambul, 29 de mayo de 2018.
Publicada: sábado, 2 de junio de 2018 16:06
Actualizada: sábado, 2 de junio de 2018 17:13

El presidente de Turquía exhorta a su par de EE.UU. a cumplir con el acuerdo suscrito entre ambos países para la venta de cazas estadounidenses F-35 a Ankara.

El mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, ha vuelto a deplorar este sábado la decisión del Senado estadounidense de aprobar una resolución que prohíbe la venta de cazas de quinta generación F-35 Lightning II a Turquía, debido a la decisión de Ankara de comprar los sistemas rusos de defensa antiaérea S-400.

“No estamos interesados en lo que dijo el Senado (de EE.UU.). Solo nos interesa una cosa (la entrega de los F-35)”, ha subrayado el jefe del Estado turco.

Tras calificar a Washington de “socio estratégico”, Erdogan ha instado a su homólogo estadounidense, Donald Trump, a no obligarlo a “tocar a otras puertas” para conseguir los aviones de combate avanzados que necesita.

No estamos interesados en lo que dijo el Senado (de EE.UU.). Solo nos interesa una cosa (la entrega de los F-35)”, ha subrayado el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, como crítica a la decisión del Gobierno de EE.UU. de no entregar los F-35 a Turquía por su decisión de comprar los sistemas rusos de defensa antiaérea S-400.

 

“Si somos socios estratégicos, entonces EE. UU. no debería cometer ningún error legal en este tema”, ha insistido Erdogan.

Anteriormente, este mismo mes, medios de comunicación locales indicaron que, si Washington no le entregaba los bombarderos F-35, Ankara estudiaría la compra de los cazas furtivos de quinta generación Sujoi Su-57.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha denunciado a su vez la postura hostil e injerencista del Gobierno estadounidense al respecto, y ha defendido el derecho de Ankara a actualizar su arsenal defensivo, hecho que, por supuesto, no constituye ningún crimen para merecer un castigo, como pretende hacer EE.UU., ha recalcado el mandatario ruso.

Turquía, no obstante, asegura que no acepta el lenguaje de las sanciones y de las amenazas de Estados Unidos y sus aliados en lo referente a la compra de los S-400.

mnz/rba/nii/

Comentarios