• El príncipe heredero saudí recibido con protestas en Túnez
  • El príncipe heredero saudí recibido con protestas en Túnez
Publicada: martes, 27 de noviembre de 2018 17:38
Actualizada: miércoles, 28 de noviembre de 2018 3:33

Los tunecinos han marchado este martes para protestar contra la visita del príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman Al Saud, a Túnez.

Los indignados, que quieren evitar que se produzca la cita, iniciaron el lunes sus protestas contra el príncipe heredero por su papel en el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudí en la ciudad turca de Estambul.

Los manifestantes, junto a 13 organizaciones tunecinas y decenas de activistas y periodistas, se concentraron en la emblemática avenida Habib Burguiba, de la capitalina Túnez, donde gritaron consignas, como “Bin Salman, eres el asesino número 1” o “Libertad para las mujeres saudíes”.

Asimismo, el Sindicato Nacional de Periodistas Tunecinos colgó una pancarta en su sede en la que aparece una imagen del príncipe heredero saudí junto a una sierra, en clara alusión al arma que supuestamente fue utilizada para descuartizar el cuerpo sin vida de Khashoggi en la misión diplomática saudí.

“La Revolución de los Jazmines (...) no puede recibirle y exonerarle así de un asesinato”, manifestó la secretaria general del Sindicato Nacional de Periodistas Tunecinos, Sukeina Abdessamad.

La Revolución de los Jazmines (...) no puede recibirle y exonerarle así de un asesinato”, señala la secretaria general del Sindicato Nacional de Periodistas Tunecinos, Sukeina Abdessamad, en relación con la visita que planea realizar el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman Al Saud, a Túnez.

 

Bin Salman comenzó el pasado jueves una gira internacional que le llevará a Emiratos Árabes Unidos (EAU), Baréin, Túnez, Argelia, Egipto y Mauritania, en medio de la crisis que sacude a la familia real saudí por el asesinato, el 2 de octubre, de Khashoggi.

Dicho periplo ha sido criticado por numerosos activistas pro derechos humanos de los países mencionados, que denuncian el macabro crimen cometido por el régimen de Riad.

El portavoz del movimiento popular yemení Ansarolá, Muhamad Abdel Salam, defendió, por su parte, las protestas de los tunecinos contra la visita del príncipe de la corona saudí.

El Gobierno de Arabia Saudí rechazó durante semanas cualquier responsabilidad en la muerte de Khashoggi y llegó a asegurar que este abandonó el consulado saudí poco después de entrar, si bien finalmente tuvo que admitir que fue asesinato e incluso que el crimen había sido planeado.

Al respecto, el diario estadounidense The Washington Post reveló el pasado 16 de noviembre que las investigaciones de la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés) sobre el asesinato de Khashoggi indican que Bin Salman ordenó matar al columnista.

fmd/anz/fmk/rba

Comentarios