• El príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman (izda.) y el rey bareiní, Hamad bin Isa Al Jalifa, Manamá, 25 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 26 de noviembre de 2018 16:39

Unos 100 periodistas egipcios han repudiado a su país la visita del príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, por el caso Khashoggi, entre otros motivos.

En un comunicado recogido este lunes por los medios, los periodistas consideran que el número dos de los Al Saud no debe estar en la capital de su país, El Cairo, sino sentado en el banquillo de los acusados para responder por sus actos.

Entre las razones del rechazo a la visita, los periodistas recuerdan lo ocurrido a su colega Jamal Khashoggi, columnista saudí del diario estadounidense The Washington Post, que asesinado brutalmente en Turquía por orden directa de Bin Salman.

“El horrendo asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consultado del reino en Estambul el 2 de octubre es un crimen evidente, del que el régimen saudí es completamente responsable”, explican los trabajadores.

El horrendo asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consultado del reino (Arabia Saudí) en Estambul el 2 de octubre es un crimen evidente, del que el régimen saudí es completamente responsable”, ha declarado un grupo de periodistas egipcios a través de un comunicado.

 

Los signatarios del comunicado llaman además a sus colegas egipcios y de otras partes del mundo a condenar a los Al Saud, incluidos el rey Salman bin Abdulaziz Al Saud y su hijo Bin Salman, a quien se está intentando exonerar de su responsabilidad en el caso Khashoggi.

Los nombres del rey saudí y su príncipe heredero, estiman los periodistas, deben figurar en “la lista de los enemigos de la libertad de expresión y de prensa a nivel mundial”.

Bin Salman ha iniciado hoy lunes una visita de dos días a Egipto, en su primera gira al extranjero tras el asesinato del periodista opositor. Mañana tiene previsto llegar a Túnez, donde tampoco es bienvenido.

La muerte de Khasohggi, aunque no es la peor obra protagonizada por el príncipe heredero saudí, ha sido el primer caso que ha tenido eco internacional. Hay que recordar que Bin Salman también es responsable de la agresión saudí a Yemen, iniciada en 2015, y del secuestro en 2017 del primer ministro libanés, Saad Hariri, de los cuales nunca se le ha exigido que rinda cuentas.

ask/mla/alg/rba

Comentarios