• Omar al-Bashir recibió $ 91 millones de Arabia Saudí y Emiratos
Publicada: martes, 20 de agosto de 2019 5:08
Actualizada: martes, 20 de agosto de 2019 6:09

Mientras Sudán atraviesa una transición política, el presidente Omar al-Bashir que gobernó a la nación en los últimos 30 años es llevado ante un juicio.

Después de tres décadas en el poder, el derrocado presidente sudanés Omar al-Bashir, compareció, por fin, ante la justicia. Al-Bashir, depuesto por el Ejército el 11 de abril en medio de masivas manifestaciones, llegó a la corte en Jartum escoltado por un imponente convoy militar.

Se le juzga actualmente por la corrupción, la posesión ilegal de divisas extranjeras y por haber recibido regalos ilegalmente.

El dictador, encerrado en una jaula en el tribunal y ataviado con vestimenta tradicional blanca y un turbante, no ha hablado durante el juicio. Sin embargo, hizo una importante confesión: que recibió 91 millones de dólares de Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU).

De esa cantidad, 25 millones procederían directamente del príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, mientras que los otros 65 millones vendrían del bolsillo del exmonarca Abdalá Abdulaziz y un millón del rey emiratí, Jalifa bin Zayed.

Además del dinero recibido por parte de gobiernos extranjeros, el juicio fue acerca del equivalente de los 113 millones de dólares, en diferentes divisas en efectivo, que fueron encontrados en su domicilio en Jartum.

Pero todo esto quizás sea lo menos importante para los sudaneses. Lo que demandan ahora, es investigar sus crímenes.

Al-Bashir, quien dirigió el país con mano de hierro tras el golpe de Estado de 1989, no solo es acusado de la muerte de manifestantes durante las protestas que llevaron a su derrocamiento, sino también por crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y genocidio.

akm/msf

Comentarios