• Iraníes, entre civiles y militares, trabajan para evitar el avance del agua hacia sus casas, ciudad de Ahvaz (suroeste), 11 de abril de 2019. (Foto: Fars)
Publicada: jueves, 11 de abril de 2019 15:06
Actualizada: jueves, 11 de abril de 2019 15:32

El ministro de Defensa de Irán visita las zonas afectadas por las riadas en el suroeste del país y ordena medidas para atenuar problemas de los damnificados.

El general de brigada Amir Hatami se ha reunido este jueves con el comité de crisis de la provincia de Juzestán, que ha sido afectada desde el 1 de abril por las fuertes precipitaciones que han arreciado también zonas del suroeste, el oeste y el sur de Irán, sobre todo las provincias de Kermanshah, Juzestán, Ilam y Lorestán.

“Se ha comunicado a todas las unidades del Ministerio de Defensa que desplieguen sus equipamentos en Juzestán para atenuar los problemas y lograr la satisfacción del pueblo”, ha dejado saber el alto mando castrense durante el encuentro.

El general de brigada persa, del mismo modo, ha prometido el suministro de asistencia necesaria en las áreas de ingeniería, técnica, servicios, medicina, seguridad social, geografía, salud, infraestructura, entre otras, a los damnificados por las inundaciones.

Se ha comunicado a todas las unidades del Ministerio de Defensa que desplieguen sus equipamentos en Juzestán para atenuar los problemas y lograr la satisfacción del pueblo”, dice el ministro de Defensa de Irán, el general de brigada Amir Hatami.

 

Hatami, en otro momento de sus declaraciones, ha alabado los esfuerzos hechos por el pueblo, el Gobierno y las Fuerzas Armadas de Irán para impedir más daños y pérdidas, especialmente más víctimas mortales en las áreas afectadas por el desastre natural.

Ya se reporta un saldo de 77 muertos y 1076 heridos, además de millones de dólares en pérdidas materiales, según informó el martes el director de los Servicios de Emergencias de Irán, Hosein Kolivand.

Tanto el pueblo como el Gobierno y las Fuerzas Armadas de Irán han redoblado sus esfuerzos para proveer asistencia a las áreas damnificadas por los desbordamientos.

Al respecto, el coordinador adjunto del Ejército iraní, el contralmirante Habibolá Sayari, ha anunciado este mismo jueves que los militares persas fortificarán los diques de arena y monitorearán la ruta de las inundaciones en Juzestán. El mando, asimismo, ha destacado la presencia decisiva de los militares en la evacuación de más de dos tercios de las aldeas de esa provincia.

Igualmente, el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán ha establecido grandes hospitales de campaña y puentes provisionales para facilitar la evacuación de los damnificados de las ciudades asoladas por las riadas.

tqi/ctl/ask/alg

Comentarios