• Integrantes de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), respaldadas por EE.UU., durante un entrenamiento militar en el norte de Siria.
Publicada: domingo, 20 de septiembre de 2020 16:26
Actualizada: domingo, 20 de septiembre de 2020 17:23

Las milicias respaldadas por EE.UU. han robado a decenas de civiles sirios, en una nueva redada en una localidad bajo su control en la provincia de Al-Raqa.

Según ha informado la agencia siria oficial de noticias, SANA, las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) han asaltado este domingo la ciudad de Al-Mansura y las aldeas circundantes, en el centro de Al-Raqa; han irrumpido en distintos hogares y se han llevado por la fuerza a decenas de jóvenes sirios.

De acuerdo con el reporte, los secuestros se llevaron a cabo presuntamente con el objetivo de reclutar a estos jóvenes y obligarlos a combatir en las filas de las FDS, milicia kurdo-árabe patrocinada por Washington. El paradero de los jóvenes sigue siendo desconocido, ha agregado la fuente.

La agencia siria ha indicado, además, que la misma jornada se ha registrado un ataque similar, protagonizado también por las FDS, en la localidad de Fatseh, sita en el este de la provincia de Al-Raqa. Al igual que en el caso anterior, fueron secuestrados algunos ciudadanos sirios.

Los habitantes de las provincias sirias de Al-Raqa (norte), Al-Hasaka (noreste) y Deir Ezzor (este) han denunciado en reiteradas ocasiones los continuos ataques que realizan los aliados de EE.UU., ofensivas que han generado tal estado de inestabilidad que han acabado incidiendo severamente en sus negocios y medios de subsistencia.

 

En este contexto, los líderes de las tribus árabes del país levantino han pedido al Gobierno sirio que forme “un ejército tribal” para poder hacer frente a la presencia de las tropas “ocupantes” de EE.UU. y sus elementos en territorio sirio.

El sábado, al menos seis integrantes de las FDS murieron por ataques con bombas, perpetrados por separado en las provincias de Deir Ezzor y Al-Raqa, en medio del rechazo público a la presencia estadounidense y sus aliados en estas regiones.

Pese a las críticas, Washington sigue respaldando a estos milicianos y les envía constantemente convoyes militares, equipados con suministros bélicos y logísticos, so pretexto de luchar contra el grupo terrorista Daesh.

Damasco denuncia el despliegue militar de EE.UU. en su suelo y asegura que el Ejército sirio expulsará a todas las tropas ocupantes, incluidas las estadounidenses. También acusa a las FDS y a las fuerzas estadounidenses de haber cometido todo tipo de crímenes contra el pueblo sirio en las provincias de Al-Hasaka, Al-Raqa, Deir Ezzor y Alepo.

myd/anz/ftn/mkh