• Columnas de humo tras un bombardeo sirio contra las posiciones de los terroristas en el sur de Idlib, 2 de marzo de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 6 de marzo de 2020 8:43

Las unidades del Ejército sirio intensifican sus ataques contra los terroristas del Frente Al-Nusra, frustrando sus avances en el sur de Idlib.

Se trata de una intensa ofensiva lanzada por las fuerzas sirias la tarde del jueves contras las posiciones del Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham), apoyado por Turquía, en las localidades de Kansafra y Kafr Awaid, en el sur de la provincia noroccidental de Idlib, reportó la agencia oficial local SANA.

Durante la ofensiva, las fuerzas sirias emplearon la artillería y los cohetes contra las posiciones terroristas y lograron cortar las rutas de suministro del Frente Al-Nusra.

Conforme la fuente, el Ejército sirio frustró los intentos de los terroristas por lograr avances en las líneas del frente en las referidas localidades.

Efectivamente, los terroristas, con el Frente Al-Nusra a la cabeza, se están esforzando para atacar las posiciones del Ejército de Siria, con la cobertura de artillería y drones militares turcos en la ciudad de Saraqib y el eje de Yabal al-Zawiya.

El mismo jueves, los aviones de combate de Rusia y Siria llevaron a cabo varios ataques contra los terroristas en las áreas de Yabal al-Zawiya y Yisr al-Shughur.

 

Idlib, el último feudo de las bandas armadas y terroristas en Siria, ha sido en las últimas semanas escenario de una escalada de tensiones entre el Ejército sirio, apoyado por Rusia, y Turquía, que respalda a los grupos radicales en esta provincia.

Mientras tanto, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, acordaron el jueves un “alto el fuego” en la provincia noroccidental siria de Idlib.

La tregua acordada supone una consolidación de los avances del Ejército sirio y una derrota para Turquía después de su fracaso en obstaculizar la operación de Damasco, pese a su apoyo a las facciones terroristas y el despliegue de un mayor número de fuerzas en el noroeste sirio.

De hecho, según estipula el alto el fuego, Siria tendrá garantizado su control sobre las estratégicas rutas internacionales M4 (Latakia-Alepo) y M5 (Damasco-Alepo).

Asimismo, la tregua deja libre las manos de Siria para seguir sus ataques contra la alianza terrorista Hayat Tahrir al-Sham (HTS) que lidera Frente Al-Nusra y le autoriza mantener su control sobre las bases turcas que se encuentran en las zonas ya liberadas por las fuerzas sirias.

El presidente sirio, Bashar al-Asad, ha asegurado que la batalla por la liberación de las partes noroccidentales del país continúa, independientemente de los sabotajes foráneos, especialmente precedentes del vecino del norte.

tqi/ktg/nlr/hnb