• Un sirio recolecta la aceituna en un campo en el norte del país.
Publicada: sábado, 2 de febrero de 2019 12:43
Actualizada: sábado, 2 de febrero de 2019 18:49

Un diputado suizo acusa a Ankara de “robar” el olivo sirio y usar el dinero que consigue de su exportación para financiar a los terroristas en Siria.

Bernhard Guhl, un miembro del Parlamento del Partido Demócrata Conservador de Suiza, indicó que Turquía exporta el aceite de oliva que roba de la ciudad siria de Afrin (norte), como si fuera suya, a varios países europeos entre ellos, España, para financiar a las fuerzas del llamado Ejército Libre de Siria (ELS).

“En Afrin, ocupado por los turcos, los olivares están siendo saqueados por las fuerzas turcas y las milicias que apoyan (…) Las aceitunas que roban se han vendido a España, y la venta continuará”, afirmó Guhl, citado el viernes por los medios.

El diario español Público, por su parte, ha afirmado que Turquía usa compañías intermediarias para exportar el aceite, procedente del cultivo de los kurdo-sirios.

De acuerdo a una información de Público, el Gobierno de Turquía está intentando introducir ilegalmente en terceros países como España a través de varias cooperativas y empresas interpuestas varios miles de toneladas de aceite de oliva producido con las aceitunas saqueadas por sus mercenarios en Afrin y otros municipios aledaños de Rojava.

En Afrin, ocupado por los turcos, los olivares están siendo saqueados por las fuerzas turcas y las milicias que apoyan (…) Las aceitunas que roban se han vendido a España, y la venta continuará”, afirmó Bernhard Guhl, un miembro del Parlamento del Partido Demócrata Conservador de Suiza.

Parte de la producción podría haber sido vendida ya, o estar a punto de comercializarse, con documentos falsos de atribución de origen expedidos con las bendiciones de la Administración turca. Un protocolo secreto dado a conocer por la agencia kurda Firat sugiere que casi una cuarta parte de los ingresos obtenidos mediante la comercialización de ese producto, unos 19 millones de euros, servirían para pagar a los mercenarios del presidente turco, Recep Tayipp Erdogan.

Damasco ha condenado la ocupación de Afrin por las fuerzas turcas y ha exigido su inmediata retirada de la misma, El Gobierno turco, no obstante, ha asegurado que no entregará la ciudad al Gobierno sirio después de tomarla.

La ocupación de Afin se realiza dentro del marco de una operación denominada “Rama de Olivo”, que lanzó Ankara el 20 de enero de 2018 para eliminar a la milicia kurda después de que saliera a la luz una información, según la cual, Estados Unidos tenía planeado entrenar a un nuevo ejército compuesto por 30 000 milicianos kurdos en Siria.

Esta operación militar ha atraído críticas por parte de organizaciones internacionales por informes que evidencian que los ataques turcos han dejado una gran cantidad de víctimas civiles.

Desde un principio, Siria condenó “la flagrante agresión” de las fuerzas de Turquía contra su soberanía y le urgió a poner fin a su presencia militar en el país árabe.

ask/ktg/hnb/msf

Comentarios