• Soldados del Ejército sirio en una operación en el sudeste de la provincia de Homs.
Publicada: viernes, 22 de junio de 2018 14:27

El Ejército sirio logra cercar la base militar estadounidense de la región de Al-Tanf, tras arrebatar a Daesh grandes partes del desierto de Al-Badia.

En el marco de una operación lanzada hace pocos días desde la estratégica área de Hamima —situada en el este de la provincia de Homs, cerca de la provincia de Deir Ezzor (este)— y desde la segunda y tercera estaciones de bombeo de petróleo de Al-Badia, las fuerzas sirias han logrado avanzar hacia la frontera iraquí y liberar un área del citado desierto de 45 kilómetros de ancho y 60 kilómetros de profundidad, han indicado hoy viernes fuentes militares sirias citadas por la cadena iraní Press TV.

El área liberada comprende la ciudad de Abu Kamal y la base estadounidense de Al-Tanf, así como el campo de refugiados de Rukban —ubicado alrededor del aeródromo estadounidense de Al-Tanf—, hogar de terroristas como los de Frente Al-Nusra (redenominado Frente Fath Al-Sham), asociado a Al-Qaeda, según denuncian las autoridades sirias.

Por su parte, las autoridades rusas señalan el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) está entrenando a terroristas en la base de Al-Tanf.

 

El Ejército sirio ha liberado en los últimos días más de 4500 kilómetros cuadrados de Al-Badia de manos del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en los suburbios de Damasco (capital), Homs y Deir Ezzor.

Las tensiones se han encrudecido entre las tropas estadounidenses y sirias en Al-Tanf debido a los ataques aéreos de la llamada “coalición contra EIIL” contra las posiciones del Ejército sirio.

En la noche de ayer jueves, Washington y sus aliados lanzaron un ataque contra el Ejército sirio en la provincia de Homs —a 20 kilómetros de la región de Al-Tanf— que dejó un muerto y varios heridos en las filas de Damasco.

Al-Tanf es una región situada en el extremo suroriental de la provincia siria de Homs, a lo largo de las fronteras de Siria, Jordania e Irak, donde la coalición liderada por Washington mantiene una base militar, lo que el Gobierno de Damasco denuncia como una “agresión” a su soberanía.

tqi/mla/snz/mjs

Comentarios