• Un avión de combate F-16 de la llamada coalición anti-EIIL (Daesh, en árabe), dirigida por Estados Unidos.
Publicada: viernes, 22 de junio de 2018 1:50
Actualizada: viernes, 22 de junio de 2018 2:19

Al menos un soldado sirio muere por un nuevo ataque de la coalición liderada por EE.UU. contra el Ejército sirio en la provincia de Homs, en el centro de Siria.

Según confirmó la agencia oficial de noticias siria, SANA, los aviones de guerra de la llamada coalición anti-EIIL (Daesh, en árabe), dirigida por Washington, atacaron la noche del jueves varias posiciones militares del Ejército de Siria en la localidad de Al-Halba, a unos 50 km al este de la histórica ciudad de Palmira (Tadmor, en árabe), en el campo oriental de Homs.

De acuerdo con los informes preliminares, al menos un soldado sirio ha muerto y varios otros han resultado heridos por esta agresión de la alianza estadounidense.

Por su parte, el director del opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), Rami abdel Rahman, ha indicado que el ataque ha tenido lugar sólo a 20 kilómetros de la región de Al-Tanaf, donde Estados Unidos mantiene una base militar.

Además, ha agregado que la cifra de las bajas en el Ejército sirio podría aumentar ya que muchos de los heridos se encuentran en una “situación grave”.

 

Asimismo, la agencia de noticias rusa Sputnik, citando a una fuente militar, ha informado que la ofensiva de la coalición se produjo después de que los soldados sirios abrieran fuego contra un convoy conformado por tres vehículos estadounidenses que avanzaban cerca de la base militar norteamericana Al-Tanf en dirección de las posiciones del Ejército sirio al sureste de Palmira.

Esta nueva agresión de EE.UU. y sus aliados, no obstante, llega un día después de que las fuerzas del Ejército sirio arrebataron a los terroristas de Daesh el control de 2500 km cuadrados en el desierto que se encuentra al este de Palmira, entre las provincias de Homs y Deir Ezzor.

EE.UU. y su coalición han bombardeado en más de una ocasión las posiciones del Ejército sirio y sus aliados en la lucha contra las bandas extremistas, siendo el caso más destacado el ataque “por error” de septiembre de 2016 en la provincia oriental de Deir Ezzor, donde fueron asesinados decenas de uniformados sirios.

El Gobierno de Damasco, que está en vías de acabar definitivamente con los grupos terroristas, denuncia como ilegal la presencia militar de EE.UU. en su territorio y añade que Washington busca prolongar la crisis en este país.

myd/lvs/mjs/rba

Comentarios