• La Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, en Bruselas, 28 de mayo de 2018.
Publicada: lunes, 28 de mayo de 2018 15:54
Actualizada: lunes, 28 de mayo de 2018 16:34

El Consejo Europeo (CE) ha acordado este lunes ampliar otro año, es decir, hasta el 1 de junio de 2019, las sanciones impuestas al Gobierno de Siria, que lidera el presidente Bashar al-Asad, bajo el pretexto de que este “reprime” a la población civil.

La lista de afectados por las sanciones incluye a 259 personas a las que se les prohíbe viajar a la Unión Europea (UE) y cuyos activos han sido congelados en el bloque, así como a 67 organismos, todo en respuesta a la “violenta represión contra la población civil” en Siria.

Recientemente, la UE añadió a un militar de alto rango y a tres científicos a su lista de sancionados debido a su supuesta “implicación en el desarrollo y el uso de armas químicas contra la población civil”.

“En vista de que continúa la represión contra la población civil, la UE ha decidido mantener sus medidas restrictivas contra el régimen sirio y sus defensores”, indica el Consejo Europeo en un comunicado en el marco de la reunión de ministros de Exteriores que se celebra en Bruselas, la capital belga.

Aunque los ministros han tomado la decisión este lunes, esta entrará oficialmente en vigor mañana, con su publicación en el Diario Oficial de la UE.

En vista de que continúa la represión contra la población civil, la UE ha decidido mantener sus medidas restrictivas contra el régimen sirio y sus defensores”, indica el Consejo Europeo (CE) en un comunicado.

 

Entre otras cosas, con la toma de esta decisión se ha actualizado la información relativa a determinadas personas y entidades de la lista y retirado de la misma a dos personas fallecidas.

Las sanciones en vigor contra Siria incluyen el embargo de petróleo, la inmovilización de los activos del Banco Central sirio en la UE, las restricciones a determinadas inversiones y a la exportación de equipos y tecnología “susceptibles de ser utilizados para la represión interna” vigilancia o interceptación de comunicaciones telefónicas o tráfico digital.

La UE, a pesar de que opta por seguir aplicando estas sanciones en un momento en el que las fuerzas pro gubernamentales sirias (junto con sus aliados) están por liberar la totalidad del territorio sirio de manos de los terroristas, dice que mantiene su “compromiso de hallar una solución duradera y verosímil al conflicto de Siria”.

El pasado 29 de mayo, la UE extendió hasta el 1 de junio de 2018 las sanciones contra el Gobierno sirio. Poco antes, Estados Unidos impuso nuevas sanciones contra cinco entidades y cinco individuos sirios, incluidos familiares de Al-Asad.

Rusia, aliada de Siria en la lucha antiterrorista, denuncia que estas sanciones no hacen más que dificultar la situación humanitaria en Siria.

snr/ctl/alg/rba

Comentarios