• Soldados rusos desplegados en la base aérea de Hmeymim en Siria.
Publicada: sábado, 17 de febrero de 2018 1:22
Actualizada: sábado, 17 de febrero de 2018 2:43

Al menos 300 hombres armados que trabajaban para empresas militares privadas vinculadas con el Kremlin murieron o resultaron heridos la semana pasada en choques con las fuerzas estadounidenses en Siria, revelaron el jueves fuentes familiarizadas con el asunto.

Según un médico militar de Rusia, citado de manera anónima por la agencia de noticias británica Reuters, cerca de 100 mercenarios perdieron la vida en combates contra las fuerzas estadounidenses cerca de la ciudad de Deir Ezzor (este) el 7 de febrero pasado.

Mientras tanto, una fuente del Grupo Wagner, otra compañía militar rusa, cifró en 80 los paramilitares rusos caídos en los choques, que incluyeron ataques aéreos de la llamada coalición anti-EIIL (Daesh, en árabe) contra las posiciones del Ejército sirio y sus aliados.

A su vez, Yevgeny Shabayev, líder de una sucursal de una organización paramilitar rusa, señaló que había visitado el miércoles a los heridos en el hospital central del Ministerio de Defensa en Jimki, a las afueras de Moscú, capital rusa.

Shabayev detalló que los heridos le habían contado que las dos unidades de hombres armados rusos involucrados en la batalla en Deir Ezzor estaban conformadas por 550 hombres, para luego indicar que 300 de ellos murieron o sufrieron heridas.

 

Es la cifra más alta de bajas que haya sufrido Rusia en una sola batalla desde el inicio de su intervención militar en Siria en septiembre de 2015.

Las autoridades rusas han desmentido este alto número de bajas sufridas, aunque la portavoz de la Cancillería, María Zajarova, reconoció el jueves la muerte de cinco rusos en los ataques de EE.UU.

Moscú siempre negó el despliegue de mercenarios o contratistas privados en Siria. En todo caso, los enfrentamientos ponen de relieve que Rusia está muy implicada en Siria militarmente y que se arriesga a una confrontación directa con las fuerzas de EE.UU., que se encuentran en el país árabe sin el consentimiento del Gobierno de Damasco.

mjs/ctl/fmk/mkh

Comentarios