• Vídeo: Kurdos destruyen tanque turco con 5 soldados dentro
Publicada: domingo, 4 de febrero de 2018 6:48
Actualizada: domingo, 4 de febrero de 2018 9:04

Las milicias kurdas mataron el sábado a siete soldados turcos en la región de Afrin, sita en el noroeste de Siria, cinco de ellos en el ataque a un tanque, hechos que llevaron a Turquía a prometer venganza por las bajas sufridas y a amenazar a los kurdo-sirios de que ‘pagarán el doble por esto’.

Según corroboró el Estado Mayor del Ejército turco en un comunicado recogido por el diario local Hurriyet, los militares murieron en los ataques de las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo) en una zona cercana a la frontera común, en el día más mortífero para los turcos desde que lanzaron una operación contra el cantón kurdo de Afrin, el pasado 20 de enero.

La nota detalló que cinco militares murieron después de que su tanque fuera alcanzado por un misil guiado antitanque disparado por los kurdos contra la aldea de Sheij Haruz, en el noreste de Afrin. Conforme a Hurriyet, otros seis uniformados también resultaron heridos, dos de ellos de gravedad.

Por su parte, las milicias kurdas han colgado un vídeo en el que se puede ver cómo pulverizan el vehículo de combate turco.

“Pagarán el doble por esto. Hemos dado la respuesta necesaria instantáneamente, y seguimos haciéndolo”, advirtió, a su vez, el primer ministro turco, Binali Yildirim, añadiendo que uno de los militares cayó en el territorio turco en un ataque de los “terroristas”.

Conforme al mismo medio turco, tras las ofensivas kurdas, la aviación militar turca comenzó una incursión aérea contra los refugios, escondites y depósitos de armamento de las YPG en la zona.

Con estos recientes acontecimientos, la cifra de bajas turcas, reconocidas por Ankara, en la ilegal operación bautizada como “Rama de Olivo” ascendió a 14.

Pagarán el doble por esto. Hemos dado la respuesta necesaria instantáneamente, y seguimos haciéndolo”, advirtió a su vez el primer ministro de Turquía, Binali Yildirim, en alusión a los ataques de los kurdos al Ejército turco en Afrin.

El mismo sábado, el ministro de Asuntos Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, justificó el operativo en Siria señalando que las YPG en Afrin representan una “grave amenaza para nuestra seguridad y nuestras fronteras”.

“Les advertimos, advertimos a los países que se han comprometido con ellos (las YPG). Sin embargo, aumentaron los disparos (de artillería, cohetes). Por eso lanzamos esta operación”, acentuó, en alusión a la cooperación de Estados Unidos con los milicianos kurdos que Ankara cataloga de “terroristas”.

La operación turca comenzó con el pretexto de que saliera a la luz una información que señalaba que los estadounidenses tratan de entrenar a un nuevo ejército compuesto por 30.000 milicianos kurdos en el norte sirio, iniciativa que ha indignado a Ankara.

Entretanto, el Gobierno de Siria ha condenado “la flagrante agresión” de las fuerzas de Turquía contra su soberanía y ha llamado tanto a Ankara como a Washington a poner fin a su ilegal presencia en el país árabe.

mjs/ctl/msf

Comentarios