• Una foto tomada desde Akçakale, sur de Turquía, en la que se puede ver una bandera del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en el centro de la ciudad siria de Tal Abyad. 13 de junio de 2015
Publicada: sábado, 13 de junio de 2015 15:20
Actualizada: sábado, 13 de junio de 2015 18:13

Turquía nutre de electricidad a una ciudad siria controlada por el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), revelaron el viernes medios de información turcos.

El diario turco Today's Zaman indicó en un informe que la empresa distribuidora de electricidad turca Dicle suministra, por medio de tres cables, la energía eléctrica que consume la ciudad de Tal Abyad, en la provincia norteña de Raqa, principal bastión de Daesh en Siria.

Akçakale (sur de Turquía) y Tal Abyad (norte de Siria).

 

Según la fuente, mientras los residentes de la ciudad turca de Akçakale, ubicada justo al otro lado de frontera, sufren constantes cortes de luz durante el día, el suministro de electricidad a Tal Abyad no se interrumpe.

Además, Today's Zaman denuncia la presencia "no tan secreta" de miembros del EIIL en las calles de Akçakale.

"El enemigo ya no está en la puerta. Los residentes advierten de que ellos (los terroristas) están aquí, en Akçakale", agrega el informe, para después señalar que los integrantes de Daesh utilizan libremente los hoteles de la ciudad turca para reclutar miembros y su trasladarlos a Siria.

El pasado jueves, el rotativo turco Cumhuriyet publicó videos que mostraban cómo los agentes de Inteligencia turca escoltaban a miembros de Daesh en su viaje clandestino de Turquía a Siria.

Cumhuriyet también difundió el pasado 29 de mayo otro video, donde se veía a oficiales de la Organización Nacional de Inteligencia de Turquía (MIT, por sus siglas en turco) enviando cargamentos de municiones y armas a Siria.

Muy irritado por esta revelación, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, tachó de espías a quienes divulgan el apoyo turco a los terroristas en Siria, e incluso exigió la cadena perpetua para los responsables del periódico.

Desde el inicio de la crisis en Siria en 2011, el Gobierno de Ankara no solo no ha luchado contra el terrorismo, sino que, con su apoyo a los extremistas, lo estaría fomentado; y todo para facilitar la caída del Gobierno de Damasco, al que se opone enconadamente.

rba/nii/

Comentarios