• El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, en una rueda de prensa mantenida en Moscú, capital de Rusia, 15 de diciembre de 2015.
  • Civiles sirios portan a un ciudadano herido en un ataque terrorista.
Publicada: sábado, 19 de diciembre de 2015 14:19

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, retractándose de anteriores políticas, declaró que su país no pretende cambiar el Gobierno de Siria.

"Deje que me explique. Es sustancial que los ciudadanos rusos entiendan la posición de EE.UU. No intentamos cambiar el Gobierno sirio. No estamos involucrados en una 'revolución de color'. No nos entrometemos en los asuntos de otro país",  ha informado este sábado la agencia rusa de noticias RT, citando una entrevista del canal ruso Rossiya a Kerry durante su visita de esta semana a Moscú, capital de Rusia.  

Deje que me explique. Es sustancial que los ciudadanos rusos entiendan la posición de EE.UU. No intentamos cambiar el Gobierno sirio. No estamos involucrados en una 'revolución de color'. No nos entrometemos en los asuntos de otro país",  ha informado este sábado la agencia rusa de noticias RT, citando una entrevista del canal ruso Rossiya a Kerry durante su visita de esta semana a Moscú, capital de Rusia. 

Kerry, obviando que los grupos terroristas y extremistas activos en Siria contaban con el apoyo de los países regionales e internacionales, incluido EE.UU., argumentó que la crisis comenzó en Siria con manifestaciones de jóvenes sirios que fueron reprimidos por fuerzas gubernamentales.  

Aseguró, asimismo, que mientras que el presidente sirio, Bashar al-Asad, siga en el poder, Damasco no podrá dar término a la guerra contra el terrorismo, y manifestó su esperanza de que "Rusia poco a poco también llegue a entenderlo".

El viernes, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) aprobó por unanimidad una resolución encaminada a tratar de solventar la crisis en Siria.

Desde marzo de 2011, cuando estalló la violencia terrorista en Siria, más de 250 000 personas han muerto en el país árabe, según el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) con sede en Londres, capital británica.

Civiles sirios portan a un ciudadano herido en un ataque terrorista.

 

En otra parte de sus declaraciones, Kerry aseguró que Washington posee ciertos datos sobre el derribo del avión ruso por la Fuerza Aérea de Turquía, si bien no añadió más detalles. 

"No quiero comentar las conclusiones sin tener la suficiente información. Siguen poco claros los detalles del incidente, y yo, como todos los demás, estoy esperando a las conclusiones definitivas", agregó.

En noviembre cazas F-16 de Turquía derribaron un avión ruso Sujoi Su-24 en la frontera sirio-turca. Desde entonces las relaciones entre Moscú y Ankara atraviesan uno de sus peores momentos, hasta el punto de que Rusia ha prohibido las importaciones de ciertos productos turcos y anulado todos los vuelos chárter entre los dos países.

mkh/nii/

Comentarios