• Indígenas tsimané, originarios de la Amazonía boliviana.
Publicada: sábado, 29 de mayo de 2021 2:10

Los indígenas tsimane bolivianos tienen la mejor salud cardiovascular del mundo, por lo que pueden ser clave en retrasar el envejecimiento, indica un estudio.

Un equipo de investigadores internacionales ha descubierto que los indígenas tsimane de la Amazonia boliviana experimentan menos atrofia cerebral que las poblaciones occidentales. En su caso, la disminución de sus volúmenes cerebrales con la edad, un signo de demencia, es un 70 % más lenta.

Aunque los habitantes de las naciones industrializadas tienen acceso a la atención médica moderna, son más sedentarios y llevan una dieta rica en grasas saturadas. En cambio, los tsimane tienen poco o ningún acceso a la atención médica, pero son extremadamente activos físicamente y consumen una dieta rica en fibra que incluye verduras, pescado y carne magra, señala el estudio, publicado el miércoles en el ‘Journal of Gerontology, Series A: Biological Sciences and Medical Sciences’.

Nuestro estilo de vida sedentario y nuestra dieta rica en azúcares y grasas pueden estar acelerando la pérdida de tejido cerebral con la edad y haciéndonos más vulnerables a enfermedades como el Alzheimer. Los tsimane pueden servir de referencia para el envejecimiento saludable del cerebro”, afirma el autor del estudio, Hillard Kaplan, profesor de Economía de la Salud y Antropología de la Universidad de Chapman, que ha estudiado a los tsimane durante casi dos décadas.

 

Los investigadores incluyeron en su estudio a 746 adultos tsimane de entre 40 y 94 años. Esta etnia captó la atención de los científicos cuando un estudio anterior descubrió que tenían corazones extraordinariamente sanos en la tercera edad.

ncl/ctl/rba