• ¿Se puede aliviar el dolor con hipnosis terapia?
Publicada: miércoles, 11 de septiembre de 2019 18:00

Si con los tratamientos convencionales el dolor crónico no ha disminuido, la hipnosis clínica es una alternativa que puede servir muy bien en estos casos.

A lo largo de los años, varios estudios y revisiones han evaluado la hipnosis como analgésico; a veces, los investigadores se refieren a esto como hipnoanalgesia. Por ejemplo, una revisión en Cochrane Database of Systematic Reviews analizó el dolor durante el parto y concluyeron que la hipnosis puede reducir el uso general de analgesia durante el parto.

Desde 2000, el interés en la hipnoanalgesia ha crecido y el número de nuevos estudios ha crecido exponencialmente. En total, el último análisis incluye 85 estudios.

Todos los estudios utilizaron modelos experimentales de dolor, como frío extremo, golpes, presión, ejercicio y láser. Además, todos los estudios compararon los beneficios de la hipnosis con ningún tratamiento (en lugar de probarlos con un placebo o un medicamento), y todos reclutaron adultos sanos. Los investigadores solo recopilaron estudios que utilizaron una evaluación cuantitativa del dolor, por ejemplo, el uso de una escala de 10 puntos. En general, el análisis incluyó a 3 632 participantes.

 

En los casos de niños que padecen cáncer, sintieron menor dolor en aquellos que utilizaron la hipnoterapia y recibieron un anestésico local; de otros niños que no recibieron hipnosis.

Mientras tanto en el Scott and White Hospital en Texas y la Universidad de Pittsburg, investigadores recurrieron a la hipnosis clínica cognitiva para tratar a pacientes con cáncer terminal y fibromialgia – dolores severos en los tejidos fibrosos y musculares -, obteniendo una considerable reducción del dolor. El alivio fue del 6,5 en una escala del 1 al 10.

Si la hipnosis realmente puede alcanzar estos niveles de analgesia, podría ser un cambio importante. 
Los investigadores planean continuar su inmersión en la hipnoanalgesia, específicamente observando quejas crónicas, como el dolor lumbar. Actualmente, sin embargo, no hay suficientes datos disponibles para llegar a conclusiones definitivas.

mrz/ncl/rba

Comentarios