• El presidente ruso, Vladimir Putin, durante una conferencia de prensa, en Moscú, Rusia, 7 de febrero de 2022. (Foto: Reuters)
Publicada: miércoles, 29 de junio de 2022 21:14
Actualizada: miércoles, 29 de junio de 2022 23:13

Putin reacciona a la eventual adhesión de Suecia y Finlandia a la OTAN, asegurando que si el bloque militar despliega en estos países, Rusia tomará medidas.

Horas después de que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) informó de su invitación oficial de Suecia y Finlandia a unirse al bloque militar, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha amenazado con respuesta recíproca de Moscú si tal ingreso resulta en el despliegue militar de esa alianza en los dos países bálticos.

Si quieren [adherirse a la OTAN], adelante, pero ahora deben entender de forma clara y precisa (...), que en el caso de despliegue ahí de contingentes militares e infraestructura, nos veremos obligados a responder de manera recíproca y crear las mismas amenazas para aquellos territorios desde donde se crean las amenazas para nosotros. Son cosas obvias”, ha advertido este miércoles durante una rueda de prensa.

Sin embargo, ha subrayado que Moscú no tiene problemas si dichos países se anexan a la OTAN, ya que a diferencia de Ucrania, Finlandia y Suecia no tienen cuestiones ni disputas territoriales con Rusia, así que “no tenemos nada que nos pueda preocupar desde el punto de vista de la membresía de Finlandia y Suecia en la OTAN”, ha agregado.

Respecto al conflicto ucraniano, el mandatario ruso ha aclarado que el Occidente ha utilizado al país eslavo como una cabeza de puente con el fin de empeorar la posición de Rusia. Convirtieron a Ucrania en una base antirrusa para combatir contra todo lo ruso, incluyendo su cultura e idioma, “incluso persiguieron a las personas que se sentían pertenecer al mundo ruso”, ha lamentado el mandatario ruso.

¿De qué habla Putin?

El pasado mes de mayo, Finlandia y Suecia solicitaron unirse a la OTAN, impulsados por el desarrollo del conflicto en Ucrania, que empezó el pasado 24 de febrero. El anuncio de los dos países nórdicos fue respaldado por todos los miembros de la Alianza, excepto Turquía. 

Este mismo miércoles, un día después del visto bueno de Ankara a la adhesión a la OTAN de estos dos Estados europeos en cuestión, la Alianza Atlántica invitó formalmente a “Finlandia y a Suecia a convertirse en miembros de la OTAN”. 

Desde Rusia rechazan la expansión de la OTAN hacia el Este, en el marco del ingreso de los dos países nórdicos en el bloque militar occidental, encabezazdo por EE.UU., por considerarse un factor “desestabilizador”. 

Con Finlandia, la frontera del bloque militar se acercará aún más al territorio ruso, casi 1400 kilómetros de línea común que afianza la posición de la Alianza Atlántica en una zona próxima de gran interés económico y geoestratégico para Moscú, es decir, el Ártico.

sre/mrg