• Militares rusos realizan ejercicios antiaterrizaje en las islas Kuriles, 25 de marzo de 2022. (Foto: BQP Nga)
Publicada: sábado, 26 de marzo de 2022 14:55

Rusia está realizando ejercicios en las islas reclamadas por Japón tras haber abandonado las negociaciones debido a las políticas hostiles de Tokio en su contra.

Los medios nipones han informado este sábado que la maniobra se lleva a cabo en áreas ocupadas por la antigua Unión Socialista de Repúblicas Soviéticas (URSS) al final de la Segunda Guerra Mundial, y reclamadas por Tokio. Se trata de cuatro de las 56 islas Kuriles que están bajo el control de Rusia.

La agencia rusa de noticias Interfax ya había anunciado recientemente que el Ejército realiza ejercicios militares en las islas Kuriles con más de 3000 soldados y cientos de equipos militares, sin mencionar el lugar exacto de los simulacros.

Según el informe, las tropas rusas practican para repeler guerras anfibias, destruir aviones militares que trasladan fuerzas y probar las habilidades para utilizar sistemas de control de fuego de misiles guiados antitanques.

Además, las Unidades de Defensa Aérea llevan a cabo una serie de operaciones para identificar y destruir aviones de supuesto enemigo que realizan ataques aéreos.

Las disputas territoriales sobre las cuatro islas, que Rusia dice que son parte de la cadena de Kuriles y Japón llama sus territorios del norte, han impedido que Tokio y Moscú lleguen a un acuerdo de paz para terminar formalmente con las hostilidades.

 

A través de una declaración conjunta firmada en 1956, la extinta URSS acordó devolver dos de las islas siempre que se firmara un tratado de paz bilateral, sin embargo, Japón ha retrasado décadas la firma de un acuerdo de paz con Rusia a la espera de recuperar la soberanía sobre las cuatro islas. 

El Ministerio ruso de Asuntos Exteriores anunció el lunes que Moscú abandona las negociaciones por postura “hostil” y antirrusa de Japón.

La decisión de Moscú se produjo después de que Tokio se sumió el 1 de marzo a la campaña occidental e impuso sanciones al presidente de Rusia, Vladimir Putin, sus ministros de Exteriores y Defensa, entre otras autoridades, así como contra 49 empresas y organizaciones rusas por la operación militar en Ucrania.

msm/rba