• No se ve la luz al final del túnel de los lazos entre Rusia y EEUU
Publicada: miércoles, 19 de enero de 2022 18:43

Moscú denuncia que EE.UU. y OTAN alimentan crisis en el este de Ucrania, armando y entrenando a sus tropas, y luego acusan a Moscú de tramar una invasión contra ese país.

Ucrania, una importante ficha geográfica, sigue desempeñando un papel crucial en los lazos bilaterales, entre Rusia y la Organización del Tratado del Atlántico Norte, que lidera Estados Unidos. En una plenaria del club internacional de debates Valdái, el viceministro ruso de Exteriores, Serguéi Riabkov, volvió a rechazar las afirmaciones de Occidente sobre un posible plan de Moscú para invadir Ucrania. Aseguró que las actividades militares rusas no serán preludio de ninguna guerra, ni en Europa ni en ninguna otra parte.

El alto diplomático denunció que Washington y la OTAN utilizan a Ucrania, entre otros puntos, como un instrumento de presión para Rusia. Añadió que en lugar de lanzar falsas acusaciones contra Moscú, el Occidente debe frenar el suministro de armas a Kiev y el entrenar a sus fuerzas, en medio de la crisis del este de Ucrania.

Estados Unidos, no obstante, insiste en su postura antirrusa. El jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, durante su visita a Ucrania, lanzó un llamado al presidente de Rusia, Vladimir Putin para que disipe los temores de una invasión.

Rusia devolvió el golpe, diciendo que si a Estados Unidos le interesa, verdaderamente, solucionar el conflicto interucraniano a través de las vías políticas, debe ocuparse de acciones concretas para garantizar que Kiev cumpla los acuerdos de paz de Minsk, que buscaban poner fin a los combates entre el Ejército ucraniano y los independentistas del este Ucrania.

shp/hnb